Última hora

Última hora

La isla griega de Santorini vive momentos caóticos por un apagón

Leyendo ahora:

La isla griega de Santorini vive momentos caóticos por un apagón

Tamaño de texto Aa Aa

La isla griega de Santorini, una de las perlas del mar Egeo, vive desde ayer momentos de caos debido al apagón causado por una explosión en su central eléctrica que ha dejado a los isleños y a miles de turistas sin luz pero también sin agua, lo que ha llevado a muchos a lavarse en las piscinas.

“La situación es dramática. Los alimentos en las neveras se pudren, la gente no puede lavarse y ni siquiera utilizar los baños, porque las bombas de agua funcionan con electricidad”, relató hoy a Efe la gerente de un pequeño complejo de apartamentos en la localidad de Akrotiri.
En términos similares se expresó el gerente de un hotel de lujo en la misma localidad.
“La situación es dramática. No puedo hablarle más porque he tenido que desviar la centralita del teléfono del hotel a mi móvil y no quiero que se descargue”, dijo.
Los hechos ocurrieron a mediodía del martes, cuando una explosión por motivos todavía desconocidos en uno de los dos generadores de la central provocó un incendio que destruyó también el otro generador.
Si bien el incendio pudo sofocarse con rapidez, toda la isla se quedó sin luz y en buena parte sin agua, hasta que por la noche empezaron a llegar en un barco enviado por la Armada generadores industriales con los que se pretende ir subsanando el problema.
Según informó a Efe el alcalde de Santorini, Nikos Zorzos, los generadores, con capacidad eléctrica de 10 MW y enviados por la compañía eléctrica DEI, llegaron esta madrugada y a lo largo del día serán instalados en la central eléctrica dañada.
Además, uno de los generadores dañados en la explosión de ayer ha podido ser reparado, lo que permitirá, según Zorzos, que la situación recupere la normalidad esta noche.

Mientras, los restaurantes y hoteles sin generador propio intentan apañarse como pueden.
“Muchos han conseguido pequeños generadores que funcionan con gasolina, pero todo lo que estaba disponible se ha vendido. El problema además es que muchos generadores no pueden funcionar por falta de gasolina, pues sólo una estación de servicio en la isla funciona al ser la única que tiene corriente eléctrica”, explicó la citada gerente del complejo de apartamentos.

A primeras horas de la madrugada, algunas localidades empezaron a tener corriente y agua por espacio de algunas horas. Restaurantes y comercios intentaron poner buena cara al mal tiempo y animar a los turistas de la mejor forma que podían.
“Hicimos un llamamiento a los músicos de la isla a dar conciertos en la calle para mejorar el ambiente. Me contaron que en la localidad de Firá, la primera en la que se restableció la electricidad anoche por un par de horas, había una fiesta en la calle y cuando fue interrumpida la corriente de nuevo todo el mundo se puso a aplaudir y la fiesta duró hasta la madrugada”, explicó el alcalde.

Por su parte, el secretario general de la asociación de comerciantes, Averkios Sigalas, reconoció a Efe que lo ocurrido ayer es lo peor que puede pasarle a alguien que vive del turismo en el punto más álgido de la temporada estival.
El accidente ocurre en un año en que Grecia empieza a recuperar el nivel de llegadas turísticas previo a la crisis y, según los operadores turísticos, se espera que este año Santorini bata un récord con unos 2 millones de visitas. En estos momentos, hay 120.000 turistas.

Según datos del Instituto de Investigación del Turismo, las llegadas a Grecia entre enero y junio aumentaron un 9,8 % con respecto al mismo periodo del año pasado, cuando el turismo se había reducido un 4,6 % respecto a la primera mitad de 2011.

EFE