Última hora

Última hora

Martin Luther King: Por lo sueños también se paga

Leyendo ahora:

Martin Luther King: Por lo sueños también se paga

Tamaño de texto Aa Aa

El “I have a dream” de Martin Luther King no solo cumple ahora su medio siglo sino también su puesta en venta exclusiva a 20 dólares el DVD. Incluso en Estados Unidos, donde cada cosa tiene su precio, cada entrada a acto cívico su donación y cada iniciativa su cotización individual, la actitud de Sony, propietaria de los derechos de grabación del discurso, ha provocado incomodidad.

El grito icónico de Luther King, catalizador del movimiento de los derechos civiles contra el racismo en Estados Unidos, ya no es para todo el mundo. Las versiones disponibles en Youtube son incompletas y de poca calidad. La compañía EMI titular de los derechos de difusión fue comprada por Sony en 2011 y ahora se encarga de patrullar la red para eliminar todos los vídeos subidos por internautas en todas las plataformas posibles.

EMI llegó a un acuerdo con la familia King en 2009. Los debates sobre el cobro de derechos de autor del discurso vienen ya desde 1963 cuando King demandó a Twentieth Century Fox porque quería que los, en aquel momento, hipotéticos beneficios del discurso revirtieran en la financiación del movimiento por los derechos civiles y no en la cuenta de resultados de una empresa privada.

En 1999 una sentencia declaró que el discurso se grabó originalmente para los informativos de radio y televisión y no para su uso genérico con lo que le fue dada una clasificación de “difusión limitada” y no de “acceso universal”. La CBS pudo utilizar el discurso filmado después de hacer una donación no divulgada al Centro para el Cambio Social No-violento Martin Luther King, Jr.

Otras muchas empresas y organizaciones pueden usar fragmentos pero la integridad del discurso solo puede ser difundida por Sony, al menos hasta 2038 en que expiran los derechos de uso.