Cerrar
Conexión
Por favor, introduzca sus datos de acceso

o Regístrese para obtener una cuenta

¿Olvidó su contraseña?

Skip to main content

Última hora
  • El EEIL ejecuta a 150 miembros del clan tribal Albunamr en el oeste de Irak (EFE)
  • Imputan al alcalde del Partido Colorado paraguayo por asesinato de hace dos semanas del periodista Pablo Medina y su acompañante (EFE)

A punto de cumplirse el cincuenta aniversario del famoso dicurso de Martin Luther King miles de personas se han reunido en Washington para evocar su sueño y hacer balance de lo conseguido y de lo que queda por hacer.

La figura Barack Obama, pero también la del asesinado Trayvon Martin han estado muy presentes en este acto.

“Creo que cualquiera que esté en Estados Unidos o en cualquier otra parte del mundo y defienda la dignidad humana y l os derechos humanos, se encuentra a la sombra de este hombre”, señala una asistente a esta celebración.

“Estoy muy preocupado por el asunto de Trayvon Martin. Queremos estar seguros de que algo así no vuelve a ocurrir con un joven estadounidense”, apunta otra de las asistentes.

Entre la multitud caras conocidas, como la del reverendo Jesse Jackson, familiares de Trayvon Martin y políticos demócratas como Nanci Pelosi o Seney Hoyer, que decía lo siguiente:
“El hijo de Martin Luther King ha señalado que hicimos buenas promesas, pero no las cumplimos. Teniamos a mucha gente en la oscuridad, gente que había que sacara a la luz del sol”

El presidente de los Estados Unidos no ha acudido a este multitudinario acto pero si lo hará el próximo miércoles veintiocho, fecha exacta de este aniversario.

Barack Obama ofrecerá entonces un discurso desde el mismo lugar en el Luther King reveló su sueño al mundo.

“Recordando a Martin Luther King muchos oradores han señalado que algunas partes de su sueño siguen sin cumplirse. Trabajo, libertad y justicia social siguen siendo unos difíciles objetivos. Pero muchos ven en la cada vez más grande separación entre ricos y pobres el problema número uno de los Estados Unidos”, apunta desde Washington Stefan Grobe, corresponsal de Euronews.

Copyright © 2014 euronews

Más información sobre: