Última hora

Última hora

La ira del campo colombiano llega a Bogotá

Leyendo ahora:

La ira del campo colombiano llega a Bogotá

Tamaño de texto Aa Aa

Los ecos del malestar del campo y de las aulas de Colombia se escuchan aún en las calles de Bogotá. Por ellas transcurrió ayer la marcha convocada por los sindicatos agrícolas para protestar contra el Gobierno, al que acusan de haber empobrecido el sector con sus políticas liberales. A la manifestación, que estuvo salpicada de incidentes violentos y dejó ciento cincuenta heridos, se unieron miles de estudiantes enarbolando sus propias reivindiaciones:

- “Como movimiento estudiantil, un motivo particular de nuestra movilización es la exigencia de una educación gratuita y de calidad”, explicaba un estudiante.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, siguió desde el aire el curso de la protesta. Doce días de huelga en los que tres policías han resultado heridos de bala han puesto en guardia al Gobierno, que teme una posible infiltración de miembros de las FARC:

- “Tres agentes de policía fueron heridos con armas de fuego en Soacha. Seamos claros. Quienes lo hicieron no son palomas. Son criminales al servicio de intereses oscuros, por su puesto, de los terroristas de las FARC”, decía el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

Santos, a quien un grupo de campesino invitó simbólicamente a un café con leche que se agrió por culpa de la huelga, ha reconocido que el sector agrícola está en crisis y que algunas de sus reivindicaciones están justificadas. El jefe del Estado confía en que las conversaciones entre el Gobierno y los sindicatos lleguen pronto a buen puerto