Última hora

Última hora

Damasco amenaza a Francia con represalias si interviene militarmente en Siria

Leyendo ahora:

Damasco amenaza a Francia con represalias si interviene militarmente en Siria

Tamaño de texto Aa Aa

“Siria es un polvorín y una intervención occidental sembrará el caos en la región”, advertía Bachar al Asad en una entrevista publicada por el diario francés Le Figaro este martes, en la que amenaza directamente a Francia en caso de que ataque a Damasco.

El gobierno galo, que considera probada la autoría del régimen de Al Asad en el ataque con gas sarín el pasado 21 de agosto contra población siria, sigue busca el apoyo de la oposición y de la opinión pública francesa para intervenir militarmente en el conflicto.

Para ello, el lunes por la tarde publicó en internet un informe de inteligencia que probaría la responsabilidad de Damasco en el uso de armas químicas.

Pese a ello, el primer ministro, Jean-Marc Ayrault advertía de que Francia no actuará sola “en ningún caso”.

“El presidente Hollande está trabajando para convencer a otros estados y crear una coalición lo antes posible”, explicó ayer.

Pero la idea de una alianza de muchos países se aleja.

La OTAN se desmarcaba ayer de un hipotético liderazgo de coalición, mientras que en Estados Unidos tampoco Obama lo tiene fácil.

Tras decidir someter la intervención a la aprobación del Congreso, el lunes chocaba con las dudas de su propio partido, que teme empantanarse en un nuevo conflicto sin fin en Oriente Próximo.

Solo Turquía, cuyo consul en Iraq sufrió un atentado el lunes, parece decidida a actuar contra Damasco. Estambul se juega importantes puntos estratégicos en el conflicto.

“Tenemos un mandato parlamentario para actuar en el norte de Iraq y también en Siria. En el caso de Sira, hemos estudiado la forma de mantener nuestra seguridad nacional. Si se considera necesario, lo haremos de nuevo. No hay duda de que los intereses de turquía también son importantes”, decía un portavoz gubernamental.

Los principales actores envueltos en el conflicto siguen jugando sus cartas para forzar o impedir un ataque contra Damasco, en una intervención que por momentos parece segura e inminente para poco después volver a ser incierta.