Última hora

Última hora

Microsoft, ¿una revolución en marcha?

Leyendo ahora:

Microsoft, ¿una revolución en marcha?

Tamaño de texto Aa Aa

Para Microsoft la adquisición de Nokia representa la esperanza de poder jhacerle la competencia a Apple y a Google en el mercado de la telefonía móvil. El gigante cofundado en 1975 por Bill Gates y Paul Allen que ha equipado a los PC del mundo entero con su sistema de explotación Windows, no tiene el mismo éxito con los teléfonos inteligentes. Un sector que experimenta un crecimiento exponencial, porque los moviles y las tabletas están remplazando progresivamente a los ordenadores.

Es en definitiva Microsoft aspira a controlar todo el proceso a la hora de poner dispositivos a la venta (sistema operativo, hardware, patentes…)

Con las ventas de su último Lumia equipado con el Windows Phone de Microsoft, Nokia ha conseguido hacerse con el 3,3% del mercado de smartphones, dejando atrás por primera vez este año a Blackberry, que por su parte, también atraviesa por un momento delicado. Los sistemas Android de Google e IOS de Apple se reparten el 90% del mercado.

Nokia es socio de Microsoft desde 2011, cuando decidió equipar sus teléfonos con el sistema operativo Microsoft Windows.
La compañía finlandesa que dominó el mercado de los móviles durante 14 años, vió como Samsung la destronaba en 2012 con la llegada de los teléfonos inteligentes. Nokia acumulaba las pérdidas cuando el estadounidense Apple lanzó con un enorme éxito su famoso Iphone.
Con la compra de la división de teléfonos móviles de Nokia, Microsoft adopta una estrategia similar a la de Apple — terminales, un sistema de explotación y una tienda de aplicaciones. Este modelo económico tríptico inventado por la marca de la manzana está imponiéndose en el sector.

La compra de Nokia completa la gama de terminales de Microsoft, que disponía ya de su propia consola de juegos, la Xbox, y de su tableta; la Surface. Ahora tiene ya sus smartphones.

Falta por saber si hay espacio para un tercer actor en el mercado de los sistemas operativos en la telefonía móvil. En todo caso los operadores móviles afirman que no tienen nada en contra de la aparición de terceros para contrarrestar el peso del duo Apple-Google.