Última hora

Última hora

Oradour, la peor masacre nazi en la Francia ocupada

Leyendo ahora:

Oradour, la peor masacre nazi en la Francia ocupada

Tamaño de texto Aa Aa

Ruinas que hablan y dan testimonio de la peor masacre nazi en la Francia ocupada. En Oradour – sur – Glane, hoy pueblo fantasma, el 10 de junio de 1944, 642 personas, entre ellas, 207 niños, fueron asesinadas por una unidad de la División SS que se dirigía hacia el frente de Normandía para reforzar las defensas alemanas.

Cuatro días antes es el Día D: los Aliados desembarcan en Normandía. La ofensiva marca el principio del fin de la ocupación de Francia y de Europa por parte de la Alemania nazi.

LLamada como refuerzo, la segunda división blindada “Das Reich” se detiene en Oradour-sur-Glane, a 20 km de Limoges, y por razones que nunca han sido esclarecidas, juntan a toda la población y separan por un lado a las mujeres y a los niños y por otro a los hombres. A éstos últimos los llevan a esta antigua granja. Robert Hébras, uno de los seis supervivientes, tenía entonces 19 años.

Robert Hebras. Superviviente:
“Estaba aquí, a esta altura con mis compañeros. Hubo como una detonación… era un fusilamiento. Caímos unos encima de otros. Después nos pusieron encima todo lo que podía arder, como heno, paja y prendieron fuego. Cuando el fuego llegó hasta mí, decidí salir”

Su hermana y su madre forman parte de los niños y mujeres que murieron quemados en la Iglesia del pueblo.

Robert Hebras:
“El drama de Oradour sucedió aquí, en este lugar, las mujeres y los niños fueron ejecutados fríamente.”

Durante su proceso en 1983, Heinz Barth, sub lugarteniente en la Waffen SS, reconoció haber asesinado él mismo a entre 12 y 15 habitantes de la localidad. Condenado a cadena perpétua por un tribunal de Berlín-Este, hasta entonces había vivido con una identidad falsa en la RDA.

Único responsable directo de la masacre condenado por los hechos, Barth fue liberado en 1997 por razones de edad y murió en su cama en 2007.

Jean-Marcel Darthout, uno de los supervivientes, ha esperado durante muchos años que Alemania reconozca este crimen de guerra.

Jean-Marcel Darthout. Superviviente:
“Por fin reconocen que Oradour existe, que ha existido. Porque durante mucho tiempo Oradour no era verdad, no existió para los alemanes”

Oradour nunca ha sido reconstruido. Justo al lado, hay otro pueblo nuevo.