Última hora

Última hora

Un rascacielos londinense que derrite, incendia y fríe huevos

Leyendo ahora:

Un rascacielos londinense que derrite, incendia y fríe huevos

Tamaño de texto Aa Aa

Aún no está terminado y ya está dando mucho que hablar. El rascacielos londinense Walkie Talkie echa fuego por sus cristales. Tan potente es el reflejo del sol que proyectan que ha causado daños en un coche aparcado en las cercanías, que literalmente empezó a derretirse.

Una peluquería vecina también está sufriendo las consecuencias.

“Uno de mis colegas olió a quemado. ¿Pueden olerlo? Miramos hacia el felpudo en la esquina de la puerta principal y nos dimos cuenta de que estaba en llamas. Bueno, salía humo de allí y de la parte superior de la puerta”, señala Ali Akay, peluquero.

“El edificio detrás de nosotros está inclinado hacia delante. Nunca había sentido un calor así. He olvidado mi bolso fuera y como pueden ver la temperatura supera los 92 grados Celsius”, dice Simon Foster, profesor de Física en el Imperial College de Londres.

El rascacielos Walkie Talkie, de 37 plantas, debe estar terminado a finales de año. Mientras se revisa su diseño, muchos londinenses aprovechan el calor que generan sus ventanas cóncavas, cuando el sol hace acto de presencia, para prepararse un sabroso almuerzo.