Última hora

Última hora

Verdades a medias y mentiras de Armstrong

Leyendo ahora:

Verdades a medias y mentiras de Armstrong

Tamaño de texto Aa Aa

La Mostra de Venecia, presenta fuera de competición : “La mentira de Armstrong”, un documental que recoge testimonios sobre los engaños del ciclista a lo largo de su carrera.

El pasado mes de enero, Armstrong, reconoció en una entrevista con Oprah Winfrey sus excesos con el dopaje.

El filme de Alex Gibney, que en principio iba a ser una oda a la superación del cáncer, tomó un nuevo giro tras el escándalo y se convirtió en un filme diferente.

Armstrong ganó el Tour de Francia siete veces consecutivas antes de ser descalificado y excluído de la competición de por vida.

El director, Alex Gibney habla del giro que dio su película:

“Siempre pensé que estaba haciendo una película sobre la fuerza de voluntad y la voluntad de ganar. El caso de Lance Armstrong era inspirador porque ese deseo de ganar estaba ligado a la supervivencia, es decir, a la voluntad de superar el cáncer. Yo sospechaba que cuando alguien tiene tanta voluntad, siempre hay un lado oscuro. Aunque me parecía que ese lado oscuro era más pequeño que el lado inspirador, al final la historia dió un vuelco y resultó lo contrario “.

Revelando su secreto, Armstrong reconoció haberse dopado con EPO, cortisona, testosterona, la hormona del crecimiento y haber realizado transfusiones sanguíneas.

Alex Gibney documenta en su filme el mundo del dopaje en el deporte:

“Lance Armstrong no fue el único en doparse y creo que existe la tentación de culparle solo a él, y decir: no, nosotros estamos limpios… Pero una de las cosas que sabemos de esta historia, es que Tyler Hamilton y Floyd Landis también mintieron. Es difícil para los atletas, reconocer que toman drogas para mejorar el rendimiento, ya que no quieren aceptar que no ganaron únicamente gracias a su esfuerzo físico. Así es el contexto del dopaje en el deporte, y en particular en el ciclismo. Es un problema “.

El director, Alex Gibney, cuenta que también quiso entrevistar a Alberto Contador que rechazó intervenir en el filme.