Última hora

Última hora

"El futuro de Alemania en buenas manos"

Leyendo ahora:

"El futuro de Alemania en buenas manos"

Tamaño de texto Aa Aa

“Angie” es el apodo electoral que ha elegido Ángela Merkel para acercarse un poco más a los alemanes de todas las edades y condiciones. Siempre puntual a sus modestos mitines con un aura de líder mundial pero que conecta con la gente. Su estilo es tranquilo y directo.

“La situación no ha sido buena estos últimos cuatro años, pero podemos decir que, para nosotros los alemanes, sí ha sido buena. Me gustaría que dentro de cuatro años, en 2017, muchas personas estén mejor que hoy. Esto es por lo que estoy trabajando y por ello les pido que voten por la CDU para que pueda seguir siendo su Canciller”, ha asegurado Merkel.

La canciller Angela Merkel completa su segundo mandato con una popularidad envidiable: 60% de opiniones positivas. Parece casi perfecto.

“Pienso que ella ha hecho un buen trabajo. Aunque algunas de las cosas que ha hecho no están tan bien, la mayoría de las veces ha hecho una gran labor en la gestión de todos los problemas y conflictos de Europa”, comenta un joven alemán.

Sin embargo, cuando juró como Canciller por primera vez en 2005, Angela Merkel lideró una coalición con los Socialdemócratas ya que ambos partidos estaban muy igualados. Pronto renunció a su promesa electoral de bajar los impuestos.

Desde el estallido de la crisis financiera en septiembre de 2008 por el colapso de Lehman Brothers, la Canciller se ha convertido en una especie de gestora de lo inesperado.

Cuando llegó al poder en diciembre de 2005, la tasa de desempleo era del 11,1 %. Merkel se benefició de los efectos de la Agenda 2010, una serie de reformas emprendidas por su predecesor Gerhard Schroeder.
En las elecciones de septiembre de 2009 el desempleo estaba en el 8%. A pesar de la crisis del euro y la crisis económica mundial, la cifra continúa descendiendo hasta alcanzar un 6,8 % en la actualidad .

Un mérito que los votantes alemanes atribuyen a la Canciller, sobre todo cuando se comparan con el resto de Europa.

“A menudo, en Europa se la compara con Margaret Thatcher. Se la presenta como alguien duro como el acero y cerebral. Pero esta no es la imagen que los alemanes tienen, ya que su apodo,“Mutti”, significa que es alguien que se preocupa por nosotros, tanto como lo hacen las madres”, comenta Josef Janning, Consejero Alemán de Relaciones Exteriores.

“El futuro de Alemania está en buenas manos “ reza el eslogan de la CDU, que ha apostado todo a Ángela Merkel para tranquilizar a los alemanes, cuyo futuro estaría en buenas manos si le confían a la Canciller un tercer mandato.