Última hora

Última hora

Merkel pide el voto a los simpatizantes liberales en un fin de campaña igualado

Leyendo ahora:

Merkel pide el voto a los simpatizantes liberales en un fin de campaña igualado

Tamaño de texto Aa Aa

Conforme se acercan los comicios del domingo y con los sondeos dando una carrera disputada, los partidos alemanes tratan de arañar hasta el último voto. En el sistema electoral alemán cada ciudadano tiene dos votos, uno nominal y por circunscripción y otro proporcional y al partido. Los simpatizantes tanto a derecha como a izquierda suelen apoyar en el primero a los candidatos de partidos grandes, con más probabilidad de ganar, y en el segundo a su partido.

“Dadme también vuestro segundo voto”, decía Angela Merkel en esta recta final de campaña, “para que pueda seguir siendo vuestra canciller. Ambos a la CDU. Va a ser una competición ajustada.”

Los liberales, que esperan revalidar su pacto con Merkel, cuentan con ese segundo voto para alcanzar el 5% y entrar en el Bundestag. No quieren repetir el resultado de Baviera hace unos días, donde se quedaron fuera del parlamento regional.

El líder de los socialdemócratas Peer Steinbrück siente que tras una carrera agotadora tiene a tiro el Gobierno de Berlín y no quiere perder un segundo para pedir el voto. Las encuestas dan un empate entre CDU-FDP y el tripatito de la izquierda al 44%.

Steinbrück podría necesitar para gobernar un buen resultado de los verdes, en caída libre sobre todo desde el escándalo de que su candidato pidiera en los ochenta la despenalización del sexo consentido con menores. Aunque se ha disculpado, las proyecciones les dejan por debajo del 9% de las anteriores elecciones.

Y más allá de los cuatro principales, partidos como Die Linke espera alcanzar un 10% capitalizando los descontentos de la izquierda mientras que el euroescéptico y polémico Alternativa por Alemania podría alcanzar el 3% de los votos.