Última hora

Última hora

La economía no será clave en la decisión de los votantes alemanes

Leyendo ahora:

La economía no será clave en la decisión de los votantes alemanes

Tamaño de texto Aa Aa

A diferencia de en otros países, la economía no tendrá un papel clave en las elecciones alemanas. Su buena salud permite a los consumidores mantener su optimismo. Las exportaciones tienen un papel destacado. Pese a sufrir un ligero retroceso al ser la Eurozona su principal cliente, la apertura a otros mercados ha permitido a Alemania acaparar más del 8% de las exportaciones mundiales.

“La demanda de productos alemanes, especialmente de los países en desarrollo, ha sido alta y eso es algo ajeno a la política. Se trata de un país productor y eso ha dado muchos beneficios en los últimos años”, explica David Kohl, economista jefe en Alemania de Julius Bär Group.

En cuanto al mercado laboral, la tasa de desempleo apenas supera el 5%. Pese a las acusaciones de que soluciones laborales como los conocidos minijobs ayudan a maquillar estas cifras, lo cierto es que las encuestas muestran a unos ciudadanos menos preocupados por su futuro que en el pasado, especialmente entre los habitantes de la antigua zona comunista, tradicionalmente más recelosos.

En la bolsa tampoco se esperan grandes cambios, a excepción de que se produzcan giros de última hora que permitan formaciones de gobierno no esperadas.

“Los mercados se centran especialmente en la estabilidad y la seguridad, algo que estaría garantizado con la reelección de Angela Merkel. Si partidos como los socialistas de Die Linke entran en el gobierno, eso daría lugar a un escenario negativo”, asegura Oliver Roth, operador del Close Brothers Seydler Bank AG.

Todo ello hace que la economía interna no perezca capaz de influir en la decisión de los votantes, como sí han podido hacerlo otras decisiones ligadas a la política económica exterior, como la ayuda a socios europeos en apuros.