Última hora

Última hora

Suiza decide este domingo si mantiene el servicio militar obligatorio

Leyendo ahora:

Suiza decide este domingo si mantiene el servicio militar obligatorio

Tamaño de texto Aa Aa

Es una doble paradoja: Suiza, que se define como país neutral, es uno de los pocos Estados europeos que sigue manteniendo el servicio militar obligatorio. Aunque los suizos parecen sentir mucho apego por este sistema anacrónico, una iniciativa popular ha conseguido que su continuidad se someta a referéndum, por tercera vez. Está previsto para este domingo, 22 de septiembre.

El Ejército representa el 6% del presupuesto federal. Con 150.000 hombres, y algunas mujeres voluntarias, tiene una envergadura equivalente al de Austria, Bélgica, Noruega, Finlandia y Suecia juntos.

La abolición de la “mili” no parece tener muchos adeptos entre la ciudadanía y la clase política. El presidente de la Confederación Helvética, el centrista Ueli Maurer, teme que pierda eficacia y que no cuente con suficiente personal:

“Un ejército voluntario sería peor que un ejército obligatorio porque sería más caro y menos competente. Y tampoco estamos seguros de que vaya a garantizar nuestra seguridad porque no podemos saber si habrá voluntarios, ni cuántos querrán hacer el servicio militar. Necesitamos que sea obligatorio”, ha declarado Maurer.

Sólo seis países de la Unión Europea, además de Suiza y Noruega, conservan el servicio militar obligatorio. Diecisiete lo han derogado. En 1960, fue el Reino Unido, seguido por Francia, en 1997; Portugal, en 1999; España, en 2001; Italia, en 2005; y, recientemente, Alemania, en 2011.

El grupo que ha lanzado la iniciativa opina que el actual sistema es demasiado caro y lo considera una fuente de desigualdad, ya que mientras unos están en el cuartel, otros pueden proseguir con su vida familiar y profesional. Dura entre 18 y 21 semanas, a las que se suman tres más cada año, hasta acumular casi 9 meses.

“Cuando las tradiciones se quedan obsoletas y encima cuestan mucho dinero, es necesario abolirlas”, defiende Josef Lang, portavoz de “Suiza sin Ejército”, la organización que ha solicitado la consulta.

Los partidarios de la “mili” argumentan que puede ser útil para el trabajo en las empresas, ya que se aprende disciplina y capacidad de gestión. No lo ven así en el ámbito laboral, donde lamentan perder a un trabajador menor de 34 años durante este largo periodo de tiempo.