Última hora

Última hora

Elecciones en Alemania: la baza de los pequeños

Leyendo ahora:

Elecciones en Alemania: la baza de los pequeños

Tamaño de texto Aa Aa

Son secundarios estelares: los partidos pequeños juegan su última baza para obtener un rol en el nuevo Gobierno alemán ante las elecciones del domingo.

En este último día de campaña (en Alemania no hay día de reflexión), los liberales tratan de recuperar terreno tras el fracaso en Baviera:

“La alternativa a nuestra coalición negra y amarilla (CDU y liberales), es la roja-roja-verde (socialdemócratas, partido de Izquierda y Verdes). Por favor, imaginen un Gobierno con (Sigmar) Gabriel como canciller, (Juergen) Trittin como ministro de Finanzas y (Gregor) Gysi en Exteriores… seamos serios”, ironizaba el líder liberal, Rainer Brüderle, en un último intento de conseguir el voto conservador.

Los Verdes, por su parte, aún albergan esperanzas de formar la coalición de la que hablaba Brüderle, algo que aún es posible, según los sondeos.

Aunque un gran pacto entre socialdemócratas y la CDU de Merkel va encabezando las apuestas, todavía pueden ocurrir muchas cosas.

Die Linke, el partido de izquierda, tampoco se da por vencido.La formación, que ha hecho de la propuesta del salario mínimo el eje central de su campaña, aún ve posible una coalición con el SPD:

“Si queréis que el SPD vuelva a ser realmente socialdemócrata, solo hay una forma de hacerlo: tenéis que votar a Die Linke. Lo siento, pero es la única cosa que puede educarles”, advertía Gregor Gysi a potenciales votantes de los socialdemócratas en uno de los últimos mítines.

Lo cierto es que la pérdida de ventaja de la coalición presidida por Angela Merkel frente a los partidos de la izquierda parlamentaria, entre otras cosas debido el batacazo de los liberales en las regionales de Baviera, dibuja un panorama abierto ante la cita del domingo.

Según una encuesta electoral publicada a poco más de 24 horas de los comicios, un 30 % del electorado alemán aún no había decidido su voto.