Última hora

Última hora

"Deberíamos perseguirlos hasta acabar con Al Shabab"

Leyendo ahora:

"Deberíamos perseguirlos hasta acabar con Al Shabab"

Tamaño de texto Aa Aa

Kenia se estremece con los testimonios del horror relatado por los supervivientes de la toma de rehenes del centro comercial WestGate de Nairobi. Entre quienes lograron escapar con vida se encuentra Rutvik Patel, un niño de 13 años que tuvo que ser hospitalizado. Su tío Lalit cuenta aún emocionado que el pequeño “fue al centro comercial tras salir de la escuela, poco antes de que entraran los terroristas. Luego empezaron a disparar y, para escapar, tuvo que romper un muro de cristal y saltar desde una altura de casi cinco metros. Casi pierde la vida”.

Las imágenes del asalto del comando islamista radical han dado la vuelta al mundo. Empresarios como Michael Muturi temen los daños económicos y de imagen que sufrirá el país:

- “Esto es muy malo porque está afectando a mucha gente. Las empresas están perdiendo mucho dinero y la gente está traumatizada. No deberíamos sacarlos con vida, deberíamos perseguirlos hasta acabar con Al-Shabab”, setencia.

La australiana Heide Edwards pudo encontrar la salida antes de que los terroristas se cruzaran en su camino:

- “Decidí intentar salir por la puerta del personal, puesto que estaba cerca de una puerta solo para el personal y, afortunadamente, estaba abierta. Unas pocas personas salimos y corrimos”.

Nairobi tardará en recuperarse de la conmoción sufrida por el ataque contra el WestGate, uno de los símbolos de la prosperidad económica de la capital keniana.