Última hora

Última hora

El Ejército keniano da por finalizado el asalto al centro comercial de Westgate

Leyendo ahora:

El Ejército keniano da por finalizado el asalto al centro comercial de Westgate

Tamaño de texto Aa Aa

El balance de muertos ha sido de 61 civiles, seis miembros de las fuerzas de seguridad y cinco asaltantes. Otros once miembros del comando de Al Shabab han sido detenidos.

El presidente keniano, Uhuru Keniata, comparecía para informar del fin de cuatro días de asedio: “Nuestro enfrentamiento con los terroristas en Westgate ha dejado 240 bajas. Tengo que decir con gran tristeza que 61 civiles han perdido sus vidas en este ataque. Seis miembros del cuerpo de seguridad también se han sacrificado para vencer a los criminales. Tres pisos del centro comercial se han derrumbado y hay varios cuerpos atrapados, incluidos algunos terroristas.”

Desde la mañana del martes y por cuarta jornada se han escuchado disparos después de que el lunes se produjeran también intercambios de fuego y explosiones. Los portavoces de Al Shabab manifestaban por internet que el comando todavía tenía rehenes en su poder mientras que las autoridades aseguraban que todos los civiles habían sido liberados.

La pesadilla en este centro comercial comenzó el sábado pasado cuando milicianos del grupo terrorista somalí irrumpieron allí matando a toda persona que no fuera musulmana, según han relatado algunos supervivientes.

En una entrevista concedida el lunes a la PBS, la ministra keniana de Exteriores confirmaba la presencia de dos o tres estadounidenses y una británica en el comando armado.

La supuesta terrorista británica podría ser la viuda de uno de los suicidas de los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres. Al Shabab ha negado que entre los asaltantes haya occidentales, pero se calcula que en total hay unos cien occidentales integrados en el grupo, cuarenta de los cuales proceden de Estados Unidos. El principal centro de reclutamiento allí es la activa comunidad somalí de Minnesota.

Al Shabab, guerrilla ligada a Al Qaeda, había amenazado en múltiple ocasiones a Kenia por haber enviado tropas a la fuerza multinacional que apoya al Gobierno de Mogadiscio en su lucha por retomar el control de Somalia.