Última hora

Última hora

Putin "desinfla" el caso de los activistas de Greenpeace detenidos en el Ártico

Leyendo ahora:

Putin "desinfla" el caso de los activistas de Greenpeace detenidos en el Ártico

Tamaño de texto Aa Aa

Vladímir Putin ha rebajado la tensión en el caso de los 30 activistas de Greenpeace que fueron detenidos en el Ártico tras intentar abordar una plataforma petrolífera rusa. La Comisión de Investigación quería acusarlos de piratería, delito castigado con penas de hasta 15 años de cárcel, pero el presidente ruso no está por la labor:

- “Es perfectamente obvio que no son piratas”, ha afirmado durante su participación en el foro Ártico. “Pero trataban de asaltar la plataforma y nuestros guardacostas no sabían quién se escondía tras la apariencia de ser activistas de Greenpeace. Especialmente, tras los hechos sangrientos que han tenido lugar en Kenia”.

Divinas palabras que han calmado los nervios en las filas de Greenpeace, donde saben que la opinión del presidente ruso tiene en la práctica fuerza de ley en todo el país:

- “Gracias a Dios, hay alguien razonable en la cúspide que finalmente ha admitido que esta acusación era injusta con respecto a nuestra organización internacional. Nuestras acciones de protesta son no violentas, todas son pacíficas”, decía la activista Evgenia Belyakova.

El pasado jueves, las fuerzas especiales rusas atajaron pistola en mano los intentos de los activistas de Greenpeace de acceder a una plataforma del Gigante ruso del petroleo Gazprom. En la zona, que será explotada dentro de unos meses, hay tres reservas naturales protegidas por la propia legislación rusa.