Última hora

Última hora

Confirman la condena de 50 años de cárcel para el expresidente de Liberia, Charles Taylor

Leyendo ahora:

Confirman la condena de 50 años de cárcel para el expresidente de Liberia, Charles Taylor

Tamaño de texto Aa Aa

La sala de apelación del Tribunal Especial para Sierra Leona ha confirmado la condena a 50 años de prisión para el expresidente de Liberia, Charles Taylor, por crímenes de guerra y lesa Humanidad.

“Los actos y la conducta de Taylor no solo hicieron daño a las víctimas y a sus familiares más cercanos sino que también alimentaron un conflicto que se convirtió en una amenaza para la paz internacional y para la seguridad en la región”, dijo el juez George Gelaga al leer la sentencia.

En 2012 Charles Taylor se convirtió en el primer exjefe de Estado condenado por un tribunal internacional desde la Segunda Guerra Mundial.

El Tribunal Especial para Sierra Leona lo consideró culpable de once crímenes entre elllos haber asistido y ayudado a los rebeldes en la vecina Sierra Leona durante la guerra civil que tuvo lugar en los años 90. Entre los otros crímenes de los que fue cómplice se encuentran asesinatos, violaciones, mutilaciones y el reclutamiento de niños soldado que frecuentemente también eran tratados como esclavos para extraer diamantes.

Se estima que el conflicto que asoló Sierra Leona causó unos 50.000 muertos. Además, miles de personas fueron mutiladas. La crueldad de los rebeldes fue internacionalmente conocida por cortar a machetazos las extremidades de sus víctimas o grabar sus iniciales en los cuerpos de sus oponentes. En ocasiones, los rebeldes proponían a sus víctimas “mangas largas” o “mangas cortas” haciendo referencia al lugar por el que finalmente cortarían sus extremidades superiores.

El expresidente de Liberia fue arrestado en marzo de 2006. Un año más tarde empezó su juicio durante el que siempre se declaró inocente.

Varias organizaciones de defensa de los Derechos Humanos han dado la bienvenida a la condena de Taylor por suponer “un gran paso contra la impunidad en África Occidental”.

Se espera que Charles Taylor cumpla su condena en una prisión de alta seguridad en el Reino Unido.