Última hora

Última hora

Aumenta la certeza sobre la responsabilidad humana en el cambio climático

Leyendo ahora:

Aumenta la certeza sobre la responsabilidad humana en el cambio climático

Tamaño de texto Aa Aa

Reunido en Estocolmo durante cinco días, el Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU afirma en su informe final que es “extremadamente probable” que la actividad humana sea la causa dominante del calentamiento global.

En concreto, según ese informe, existen un 95% de probabilidades de que el calentamiento global sea provocado por el hombre. En 2001, este mismo grupo afirmaba que las probabilidades eran solo de un 66%. En poco más de una década el aumento ha sido de un 29%.

Pero el informe presenta otras cifras más alarmantes. Al final de este siglo las temperaturas podrían aumentar casi 5 grados. El escenario más optimista, pero el menos probable según los científicos, indica que este aumento podría ser solo de 0,3 grados centígrados. Otro dato alarmante es el que se refiere al nivel del mar. En 2100 éste podría subir entre 26 y 82 centímetros.

Estas conclusiones han sido aprobadas en la capital sueca por un centenar de delegados gubernamentales después de que el informe de 2007 fuese atacado por varios expertos por incluir un dato erróneo sobre los glaciares del Himalaya. Tras una revisión realizada por científicos se determinó que sus conclusiones no se habían visto afectadas. Ese mismo año el grupo de la ONU recibió el premio Nobel de la Paz junto con Al Gore.

Muchos líderes mundiales han hecho un llamamiento para que se reduzcan de manera urgente las emisiones de CO2, la principal razón del calentamiento global. Los gobiernos se han comprometido a alcanzar un acuerdo al respecto en 2015 no como ocurrió hace cuatro años en la cumbre del clima de Copenague.

Deforestación, aumento de los gases de efecto invernadero… La actividad humana repercute de manera negativa en su medio ambiente. Con el aumento del calentamiento global, la humanidad experimentará, según los expertos, más olas de calor, fuertes lluvias, inundaciones… Y una vez más los países más pobres serán los más golpeados por los desastres naturales aunque la subida del nivel del mar será también una amenaza para las ciudades costeras de los países ricos.