Última hora

Última hora

Syria: refugiados mendigando por las calles de Líbano

Leyendo ahora:

Syria: refugiados mendigando por las calles de Líbano

Tamaño de texto Aa Aa

Es la otra cara del conflicto. Mientras las potencias internacionales intentan encontrar una solución a la crisis Siria, el número de desplazados no para de crecer, creando graves problemas en Líbano. La situación comienza a ser desesperada para miles de personas; sobre todo, porque el conflicto no parece apaciguarse. Y aunque la población libanesa es partidaria a ayudar a sus vecinos, Beirut no consigue asumir el flujo de refugiados. Los que llegan a la capital, se encuentran mendigando por las calles porque los centros de acogida están llenos.

“No podemos absorver la llegada de tantas personas”, explica un hombre en el centor de Beirut. “Nadie se ocupa de ellos. ¿Dónde esta ahora el gobierno libanés? ¿Por qué no crea campamentos aunque sea de manera provisional?

“Tenemos que ayudarles”, añade otro hombre. “Quiero decir que ellos hicieron lo mismo por nosotros durante nuestra guerra civil. Aunque es cierto que Siria en aquellos años estaba en una posición mejor de la que Líbano tiene hoy en día. El nuestro es un país pequeño, geográficamente y en términos de población. Lástima es que el gobierno no esté haciendo nada para resolver este problema. Simplemente se dedica a pedir dinero a las potencias extranjeras. “

El gobierno libanés ha confirmado que necesita ayuda para ocuparse de los refugiados y se encuentra a la espera del apoyo que pueda prestarle la comunidad internacional. “El ejecutivo está haciendo lo que puede”, explica el antiguo primer minsitro, Najib Mekati. “Está dirigiendo el flujo de refugiados, pero dadas las circunstancias acutales sólo podrá hacerse de cargo de aquellos que tengan oficialmente el estatuto de refugiados. El resto de peticiones se estudiará caso por caso”.

De acuerdo con los datos divulgados por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, el número de sirios en Líbano llega a los 775.000, o lo que es lo mismo, 16.000 más que la semana pasada.