Última hora

Última hora

Irán dividido sobre la llamada "histórica" Obama-Rohani

Leyendo ahora:

Irán dividido sobre la llamada "histórica" Obama-Rohani

Tamaño de texto Aa Aa

La prensa iraní ha acogido con satisfacción el contacto telefónico “histórico” entre su presidente, Hassan Rohani, y su homólogo estadounidense, Barack Obama. Una llamada que califica como “el fin de un viejo tabú”.

Entusiasmo también entre los iraníes, que desde la elección, el pasado junio, del presidente Rohani esperaban el deshielo de las relaciones con Occidente.

“Tenemos que esperar, pero la llamada fue un buen comienzo, y era necesario. Debería haber sido más que una llamada telefónica”, señala un habitante de Teherán.

Los islamistas han recibido negativamente esta apertura. Para algunos analistas, éstos no deberían suponer un problema mientras el Gobierno y el Guía Supremo estén de acuerdo en política interior y exterior.

Para otros, como el analista Amir Mohebbian, dependerá de lo que Washington quiera tensar la cuerda: “Algunos radicales, en Irán, han empezado a reaccionar negativamente. Su poder depende de cómo se comporte Estados Unidos. Cuantas más exigencias tenga Estados Unidos, cuanto más difícil se haga resolver los problemas, más fuertes serán las voces de los radicales en Irán, que presionarán al Gobierno”.

A su regreso a Teherán, tras asistir en Nueva York a la Asamblea General de la ONU, el presidente Rohani aseguró que fue Barack Obama quien le llamó.

Entre 200 y 300 seguidores le recibieron con vítores, que se mezclaron con gritos como “muerte a Estados Unidos”, lanzados por decenas de islamistas.

“Sabemos que Estados Unidos nunca se ha preocupado por nosotros. Como ha repetido en numerosas ocasiones nuestro Guía Supremo, hemos resistido durante más de 34 años contra el imperialismo internacional y tenemos que seguir resistiendo”, dice un manifestante, detractor de Rohani.

Obama se ha comprometido a intentar resolver el dossier nuclear por la vía diplomática, pero ha reclamado transparencia. Irán espera el levantamiento de las sanciones que estrangulan su economía.