Última hora

Última hora

Los indigentes arremeten contra la ley que prohíbe vivir en las calles de Hungría

Leyendo ahora:

Los indigentes arremeten contra la ley que prohíbe vivir en las calles de Hungría

Tamaño de texto Aa Aa

La nueva normativa castiga con multas de hasta 500 euros y 60 días de cárcel a los “sin techo”. La prohibición se aplica en las zonas declaradas patrimonio mundial y en aquellos otros lugares que las autoridades locales determinen.

“El Gobierno sólo quiere desviar la atención de la sociedad de los problemas mayores, como los robos y la corrupción, y en lugar de ello persigue a los indigentes” dice un “sin techo”.

La ley, aprobada el lunes, fue anulada a finales de 2012 al ser considerada inconstitucional. El Gobierno modificó entonces la Carta Magna para poder tramitarla de nuevo. La normativa viene acompañada de la construcción de centros sociales.

“No queremos que ningún sin techo muera congelado en las calles de Hungría y por ello hemos creado, sólo en Budapest, más de 700 plazas para dormir”, afirma Karoly Kontrat, del ministerio húngaro del Interior.

Muchos “sin techo” prefieren, sin embargo, dormir en las calles que en los centros sociales, donde aseguran tener miedo de los robos y de la inseguridad que reina en ellos.

La ley ha provocado la protesta de los defensores de los derechos humanos que consideran que criminaliza a los indigentes y no soluciona el problema.