Última hora

Última hora

El Cairo, casi dos meses sometida a un toque de queda nocturno

Leyendo ahora:

El Cairo, casi dos meses sometida a un toque de queda nocturno

Tamaño de texto Aa Aa

El Cairo. Cae la noche y el tráfico es denso en las calles más importantes de la capital egipcia. La imagen es engañosa. Se debe a que se acerca la hora del toque de queda y la gente regresa apresuradamente a su casa. La medida entra en vigor todos los días a las 12 de la noche, excepto el viernes, día de protestas, que comienza ya a las 7 de la tarde. En la vibrante ciudad cairota, el toque de queda, impuesto hace casi dos meses, está teniendo un alto coste económico, a pesar de que en la calle hay algunos partidarios:

“Estoy de acuerdo con la prohibición de salir a partir de las 12 de la noche. Ayuda a construir el país y a renovar los servicios públicos y las calles”, dice un cairota.

“La temperatura en esta época es ideal para el turismo, pero el turismo quiere disfrutar de la noche y eso no es posible. Todo está cerrado”, comenta otro.

Por la noche, por las arterias principales de la ciudad solo circulan los tanques del ejército. Los camiones con mercancías, en especial, con productos perecederos, tienen que esperar al amanecer para realizar los repartos. El resultado es un aumento de los precios de los alimentos en los mercados. Cafés, restaurantes, locales turísticos y otras atracciones se ven obligados a echar el cierre a la hora en la que antes se llenaban de gente. El Cairo se convierte en una ciudad desierta.