Última hora

Última hora

"Bocagrande", el pirata somalí que quería ser estrella de cine

Leyendo ahora:

"Bocagrande", el pirata somalí que quería ser estrella de cine

Tamaño de texto Aa Aa

“Bocagrande” ha caído en la trampa. Mohamed Abdi Hassan, el más célebre y posiblemente peligroso líder de los piratas somalíes ha sido detenido en Bélgica. Le cazaron en el aeropuerto de Bruselas, a donde llegó engañado procedente de Nairobi. Unidades especiales de la policía belga le hicieron creer que iba a ser contratado como “consejero y experto” en el rodaje de un documental sobre la piratería marítima, en el que podría contar “su vida de pirata”.

El fiscal federal belga, Johan Delmulle, explica que “con mucha paciencia y después de varios meses consiguieron establecer una relación de confianza con el pirata para que se mostrara dispuesto a participar en el proyecto”.

La justicia belga le ha inculpado junto a uno de sus colaboradores, que le acompañaba cuando fue detenido, por los delitos de participación en organización criminal y toma de rehenes. Será juzgado por el secuestro del Pompeya, un barco en el que durante 70 días mantuvo como rehenes a diez personas, de nacionalidades holandesa, belga, filipina y croata.

Se considera que “Bocagrande” ha conseguido millones de dólares sembrando el terror durante los últimos años junto a sus hijos en la costa somalí. Hace poco declaró a la prensa su deseo de dedicarse a la política.