Última hora

Última hora

Un iraní será ejecutado de nuevo tras sobrevivir al ahorcamiento

Leyendo ahora:

Un iraní será ejecutado de nuevo tras sobrevivir al ahorcamiento

Tamaño de texto Aa Aa

Declarado culpable por posesión de un kilo de droga (cristal), un hombre iraní fue condenado a la horca. Tras la ejecución el pasado 9 de octubre que duró doce minutos, el forense certificó la muerte y el cadáver fue trasladado a la morque.

Sin embargo el 10 de octubre, que además fue el Día Mundial Contra la Pena de Muerte, los empleados del depósito de cadáveres descubrieron que el cuerpo del hombre, identificado como Alireza M, de 37 años de edad, todavía respiraba.

Fue trasladado al hospital en un estado calificado de satisfactorio por los médicos.

Un miembro de su familia explicó a la cadena estatal Jam-e-Jam, fuente de esta información, que se enteró de que estaba vivo cuando se dirigía a recoger el cadáver de la morgue: “No nos podíamos creer que estuviera vivo todavía, sus hijas son las más felices del mundo” declaraba.

La alegría de la familia ha durado poco tiempo. Un juez de la corte administrativa declara en la misma información que “la pena de muerte será ejecutada [una vez más] en cuanto los médicos consideren que su condición física es la adecuada”. Falta saber qué condición física se considera adecuada para ser ahorcado.

La ONG Iran Human Rights ha lanzado un llamamiento internacional para que se salve la vida de este prisionero. “Pedimos que se haga lo posible para salvar la vida del prisionero. El señor Alireza M. ya ha sufrido una vez la tortura y el proceso inhumano que representa ser ejecutado y no debemos dejar que ocurra de nuevo”.

Amnistía Internacional también se ha hecho eco de esta grotesca situación.

Philip Luther, presidente del programa para Oriente Medio y el Norte de África dice en su comunicado que “la perspectiva horripilante de que este hombre pueda afrontar un segundo ahorcamiento, después de haber sufrido el suplicio de la primera ejecución subraya la crueldad y lo inhumana que resulta la pena de muerte”.

El comunicado de la ONG subraya que si es ejecutado una segunda vez se estará violando las reglas más básicas de humanidad y demostrando la crueldad de la justicia iraní.

“Es natural que las autoridades iraníes combatan los serios problemas sociales, económicos y de seguridad relacionados con el tráfico y el abuso de drogas, pero el recurso a la pena de muerte en la lucha contra el narcotráfico es un error además de una violación de la legislación internacional” subraya el texto de AI.