Última hora

Última hora

La lucha de un pueblo rumano contra el "fracking"

Leyendo ahora:

La lucha de un pueblo rumano contra el "fracking"

Tamaño de texto Aa Aa

Unas 2.000 personas salen a la calle en Bucarest para apoyar la lucha de los habitantes de un pequeño pueblo contra el Gobierno y el gigante energético Chevron.

Los manifestantes recorrieron el centro de la capital rumana para solidarizarse con los vecinos de Pungesti, en el noreste del país. Estos llevan desde el lunes resistiendo a un proyecto de fracturación hidráulica de la multinacional estadounidense para explotar el llamado gas de esquisto.

Los ecologistas dicen que no abandonarán las manifestaciones hasta que el Gobierno de Víctor Ponta dé marcha atrás y paralice la explotación.

Una lucha que empezaron 400 habitantes de esta modesta localidad rumana que, contrarios al llamado “fracking”, consiguieron impedir que las máquinas de Chevron accedieran a la zona donde está prevista la fracturación hidráulica.

“Para extraer el gas de esquisto tienen que utilizar una gran cantidad de agua y eso afecta al agua subterránea, provocando que nuestros pozos se sequen. Si los productos tóxicos y cancerígenos se infiltran en el agua que bebemos, enfermaremos y moriremos”, decía uno de los habitantes del pueblo.

Los vecinos de Pungesti llevan bloqueando la carretera desde el lunes para impedir el “fracking”. Una técnica que el Gobierno de Victor Ponta criticó cuando estaba en la oposición y que ahora parece apoyar.