Última hora

Última hora

No es el Yeti sino un oso

Leyendo ahora:

No es el Yeti sino un oso

Tamaño de texto Aa Aa

La existencia del Yeti que tantos mitos ha despertado sigue escapándose a los científicos. El profesor de genética Bryan Sykes, de la Universidad de Oxford, ha concluido que los pelos hallados en Nepal que le entregaron para analizar, supuestamente procedentes de la misteriosa criatura, pertenecen simplemente a una especie de oso.

El anuncio ha defraudado a los aficionados a los misterios y a los cazadores de mitos, que siempre han tenido que contentarse con fotos y vídeos de baja calidad.

La búsqueda del Yeti viene de lejos y ya el año pasado un dedo, presuntamente de la criatura, que se guardaba desde 1959 en el Colegio de Cirujanos de Londres, resultó finalmente ser humano.

La conclusión de Sykes es que lo más probable es que el Yeti no sea más que un híbrido de oso polar y oso de pelaje marrón. No obstante, para dar un respiro a los fans del misterioso ser, ha asegurado que no se puede descartar que el Yeti sea real y viva en las montañas de Nepal y China.

La decepción ha dado sin embargo paso a un hallazgo de cierta importancia, ya que “las muestras son genéticamente idénticas a una de una especie de oso polar localizado antiguamente en Noruega”, según explica el profesor.

El resultado indica que “osos polares y de pelaje marrón se han cruzado en territorios comunes durante miles de años generando especies de híbridos”.

Un descubrimiento mucho menos excitante que el posible descubrimiento de restos genéticos del hombre de las nieves, pero con una mayor base científica.