Última hora

Última hora

Claves y consecuencias de la "Doctrina Parot"

Leyendo ahora:

Claves y consecuencias de la "Doctrina Parot"

Tamaño de texto Aa Aa

Inés del Río ha ganado un caso clave contra la Justicia española. Encarcelada desde 1987, había sido condenada a más de 3.800 años de prisión por su implicación en varios atentados cometidos como miembro de la banda terrorista ETA que acabaron con la vida de 24 personas.

Sin embargo, según la legislación en vigor en la época en España, el tiempo máximo que un condenado podía pasar encarcelado era de 30 años.

Partiendo de ahí, del Río obtuvo una reducción de pena de nueve años por los trabajos realizados en prisión. Gracias a ello debería haber sido excarcelada en julio de 2008.

No obstante, en 2006 el Tribunal Supremo español cambió su interpretación de la ley de reducción de condenas, principalmente para evitar la liberación del etarra más sanguinario, Henri Parot, dando lugar a la llamada “Doctrina Parot”. Esta reinterpretación consiste en aplicar la reducción lograda por el prisionero a cada una de las penas a las que ha sido sentenciado y no a los 30 años de estancia máxima en prisión.

Para evitar futuros problemas, en 2003 España aumentó la estancia máxima en prisión a 40 años y suprimió la posibilidad de reducir las condenas con la realización de trabajos. Sin embargo, esta reforma no se puede aplicar de forma retroactiva a condenas previas a esa fecha.

En 2012 el Tribunal Supremo español dio su aval, aunque sin unanimidad, a la “Doctrina Parot”. De hecho, uno de sus miembros la describió como “cambiar las reglas del juego”.

Veamos un ejemplo de un caso real reciente. Un criminal condenado a 822 años de prisión por nueve asesinatos fue liberado en 2012, después de cumplir 24 años gracias a las reducciones. Sin embargo, si se hubiese aplicado la “Doctrina Parot”, su estancia en prisión se habría prolongado hasta 2019.

La decisión tomada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos podría acelerar la liberación de más de 60 convictos que ya han presentado una apelación. Se trata en su mayoría de condenados por terrorismo y pertenencia a ETA, pero también se incluyen otro tipo de criminales, como asesinos comunes o violadores.