Última hora

Última hora

Un yacimiento inmenso pero en aguas muy profundas

Leyendo ahora:

Un yacimiento inmenso pero en aguas muy profundas

Tamaño de texto Aa Aa

El interés por el yacimiento petrolífero de Libra es claro, aunque los medios necesarios para su extracción son un desafío. Situado a 180 kilómetros de las costas de Rio de Janeiro y a cinco kilómetros de profundidad, sus reservas suponen una décima parte de los yacimientos en hidrocarburos en aguas profundas del planeta pero hay que desplegar toda una nueva tecnología para aprovecharlos.

“No estamos privatizando estos recursos presalinos, al contrario nos estamos apropiando de esta inmensa riqueza que está debajo del océano y la tierra”, alegó el ministro de Minas y Energía, Edison Lobao. “No nos llegará nada si continúa en el mismo sitio”.

Según la Agencia Nacional de Petróleo brasileña, el yacimiento de Libra contiene unas reservas de entre 8.000 y 12.000 millones de barriles de petróleo. Una vez puesta en marcha la plataforma, se podrían extraer 1,4 millones de barriles diarios. De esta manera, podría doblarse la actual producción del país hasta unos cinco millones y medio y convertirlo en una auténtica potencia mundial en crudo.

La inversión para llevar a cabo esta extracción también es faraónica: 1,3 billones de euros en treinta años. Por ello, las compañías estadounidenses han preferido quedar al margen de la subasta para comprobar el rendimiento de estas plataformas tan profundas y porque hay que revertir un treinta por ciento a la empresa estatal Petrobas.