Última hora

Última hora

Excursiones virtuales con una mochila viajera

Leyendo ahora:

Excursiones virtuales con una mochila viajera

Tamaño de texto Aa Aa

En Australia, uno de los mayores bancos vegetales ha abierto en Sydney. En el jardín botánico se preservan muestras únicas de la diversidad floral de aquel continente con varios programas de investigación.

Un diez por ciento de las especies vegetales australianas se encuentra actualmente en peligro de extinción. Con este fondo se trata de recolectar y almacenar semillas y tejidos vegetales de 25.000 especies de plantas australianas.

200 millones de semillas se conservan congeladas utilizando nitrógeno líquido.

Karen Sommerville es investigadora especializada en horticultura: “Las muestras se congelan a -196º C, por lo que se detienen las funciones vitales, frenando el envejecimiento. Así, cuando sacamos la planta logramos una planta viva “.

Las semillas se seleccionan utilizando máquinas especializadas en la conservación. Como no todas las plantas producen semillas, se ha creado este fondo vegetal para constituir un sistema de almacenamiento alternativo, como el cultivo de tejidos. Todo este material vivo forma una gran colección para la investigación y la futura regeneración.

Brett Summerell es encargado del Real Jardín Botánico de Sydney: “Tenemos las semillas para la preservación de las especies, como un seguro de vida. Pero también queremos usarlas para reintroducir especies vegetales en el medio natural. Así podemos restablecer el ecosistema y la vegetación “.

En este moderno laboratorio docente se imparten talleres constituyendo una base pedagógica para los más jóvenes. Aquí se les informa sobre los riesgos de extinción de las diferentes especies vegetales.

Cambio de rumbo: En Italia, un grupo de apasionados de la Naturaleza ha creado, con pocos medios, una página web que ofrece vistas panorámicas de realidad virtual de algunos de los lugares más recónditos y remotos del mundo.

Algunos hermosos parajes se encuentran escondidos en sitios lejanos, pero gracias a la labor de excursionistas como Fabio Zaffagnini, este tipo de paisaje está al alcance de la mano con un solo clic. Aquí, por ejemplo tenemos un hermoso paisaje, poco conocido, no lejos de Roma.

Trail Me Up, el sistema de realidad aumentada en línea, funciona como Google Street View, según nos explica Fabio Zaffagnini:

“Trail Me Up permite hacer visitas guiadas virtuales de lugares a los que solo se pude acceder a pie. Es una especie de Street View de senderos con el que dar paseos por el bosque y hacer senderismo virtual por parques nacionales. Además, hay una parte más teórica en la que se explica lo que se ve en esos paisajes. Consiguiendo así una especie de documental interactivo “.

Aquí Fabio está en una remota aldea de Etiopía. Él ha construído esta mochila en la que hay cinco cámaras sincronizadas y conectadas a un botón disparador.

Cada 20 o 30 metros se capta una imagen de 360 grados. La mochila tiene un receptor GPS que determina la posición exacta en la que se tomaron las imágenes.

“En este caso, estamos dentro de una realidad virtual, que nos lleva a una tribu Mursi en Etiopía. Estuvimos allí con nuestra mochila y hemos publicado nuestro material, para poder recorrer este pueblo en nuestra página web.”

Fabio construyó su primer prototipo en su cocina hace dos años, utilizando materiales poco convencionales como las patas de una silla y una batería de moto para alimentar las cámaras…

El sitio web “Trail Me Up” se dirije a un público de montañeros, amantes de la naturaleza y a todo aquel que quiera explorar lugares lejanos o inaccesible en todo el mundo.