Última hora

Miles de activistas de la oposición extraparlamentaria rusa han salido este domingo a las calles del centro de Moscú para exigir la liberación de los presos políticos.

En las pancartas se podía leer: “Putin, a prisión”, o “libertad para los participantes de los disturbios del 6 de mayo de 2012” contra el Kremlin.

Entre los asistentes, se encontraba un excarcelado:

“Lo que le preocupa a Putin es que los líderes europeos no acudan a sus corruptos Juegos Olímpicos”. Los atletas pueden venir, pero los dirigentes políticos, puede que no. Ahora es el mejor momento para presionar y exigir la liberación de nuestros compañeros.”

Los activistas tampoco han olvidado a otras víctimas. Y han pedido la excarcelación de las integrantes del grupo musical Pussy Riot y de los 30 tripulantes del rompehielos “Artic Sunrise” de Greenpiece:

“Uno no puede quedarse en casa mientras reine la anarquía, o se gobierne sin límites. Mientras haya personas inocentes entre rejas y los culpables sean los jueces”.

Poco antes de que el presidente ruso Vladimir Putin volviera al poder se celebraron en la capital manifestaciones de proporciones históricas. Como consecuencia decenas de personas fueron detenidas, de las cuales, veinticuatro siguen aún en prisión.