Última hora

Última hora

Faltan cien días para los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi

Leyendo ahora:

Faltan cien días para los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi

Tamaño de texto Aa Aa

Seis mil atletas de 80 países diferentes competirán en 98 pruebas en Sochi dentro de exactamente cien días. La cuenta atrás ha comenzado y el entusiasmo crece en esta estación balnearia situada entre el Mar Negro y las montañas del Cáucaso. A pesar de que Sochi se encuentra a más de mil kilómetros de Moscú será aquí donde Rusia se juegue su reputación. Por ello el presidente Putin ha destinado 36.000 millones de euros a estos Juegos. Serán los más caros de la historia.

“Nuestra conclusión es muy clara: es impresionante, ha explicado un responsable del COI. Los hoteles, las infraestructuras, incluído el tren que cogimos ayer, todo está casi listo. Faltan apenas unos detalles pero cuando quedan solo cuatro meses para los juegos es siempre así. Los preparativos de Sochi no están retrasados”.

Para ello ha hecho falta una mano de obra procedente en buena parte del extranjero. 16.000 personas han sido contratadas en condiciones dudosas. Al menos esto es lo que aseguran Human Rights Watch y otras ONG que denuncian pagos de salarios con meses de retraso y condiciones de alojamiento deplorables.

Estas organizaciones denuncian también que los trabajadores procedentes de las repúblicas vecinas están siendo ahora expulsados. Una vez el trabajo acabado, aseguran, las autoridades quieren limpiar las calles de Sochi. Unos 20 inmigrantes serían expulsados cada día según estimaciones de la ONG Memorial.

“Me parece que estos Juegos Olímpicos intentarán alcanzar un objetivo diferente. En su preparación el humanismo no ha sido tenido en cuenta y creo que este es uno de los valores que deben defenderse en los Juegos Olímpicos”, aseguraba recientemente un activista en Sochi.

Pero la prioridad es, para las autoridades, la seguridad. Los extremistas del Cáucaso han amenazado con cometer atentados durante los Juegos y las autoridades no quieren correr ningún riesgo. 37.000 policías y el Ejército velarán por la seguridad de los participantes. El atentado cometido recientemente en la ciudad de Volgogrado recuerda que la amenaza es real. Una kamikaze procedente de Daguestán hizo saltar por los aires un autobús matando a seis personas.

Algunos periodistas rusos han explicado que los servicios secretos utilizarán un sofisticado y discreto sistema de vigilancia para controlar toda la zona y evitar cualquier problema. Comunicaciones telefónicas, internet… todo será controlado con el objetivo de que nada ni nadie pueda dañar la imagen de estos Juegos.