Última hora

Última hora

Borrados de la faz de la tierra

Leyendo ahora:

Borrados de la faz de la tierra

Tamaño de texto Aa Aa

La Comisión Internacional para los Desaparecidos ha abierto este miércoles en La Haya una conferencia de tres días en la que un panel de expertos debatirá sobre un problema que afecta a millones de personas. Millones de seres humanos de los que nunca más se supo, ya sea por las consecuencias de un conflicto armado o de una catástrofe natural. Nadie sabe si están vivos o muertos, ni donde se encuentran sus restos.

Creada a iniciativa de Bill Clinton tras la cumbre del G7 de 1996, esta comisión recibió el encargo de esclarecer el paradero de los miles de desaparecidos que dejó la Gerra de los Balcanes. De hecho, su sede está en Sarajevo, aunque hoy su ámbito de actuación es mundial.

Conocida por sus siglas en inglés, la ICMP da apoyo logístico a los gobiernos cuando aparecen fosas comunes. Llevan a cabo identificaciones mediante pruebas de ADN y arropan a los familiares de las víctimas con ayuda psicológica. Al mismo que crean vínculos entre instituciones internacionales para optimizar la búsqueda de los ausentes.

Se calcula que en el guerra de Bosnia desaparecieron al menos 40.000 personas. Dos décadas después, el 70% han podido ser identificadas y sus restos, recuperados.

No se puede decir lo mismo de Irak, donde dependiendo de las fuentes habría entre 250.0000 y un millón de desaparecidos. Ni de Siria, que tras dos años de conflicto registra al menos 50.000. México y la guerra contra el narco se sitúan en tercer lugar con 26.000 personas en paradero desconocido.

Los conflictos modernos han invertido, además, los papels. Si antes de la Primera Guerra Mundial desaparecían en un conflicto siete militares por cada civil, hoy se pierde la pista a nueve civiles por cada soldado que cae en la batalla.

El ejemplo más claro es la guerra de Irak. El precio más alto lo ha pagado la población civil con diferencia. La invasión armada de 2003 provocó la mayor crisis humanitaria del mundo, con más de cinco millones de refugiados sobre una población total de 31 millones. Diez años después, el trabajo para localizar e a los desaparecidos requiere un esfuerzo titánico.

Las guerras no son el único terreno de investigación. También están las desapariciones políticas, las que se atribuyen al crimen organizado y las que provocan las catástrofes naturales. De hecho, la comisión colaboró en la localización e identificación de los restos hallados tras el tsunami de 2004 y el huracán Katrina.

Para profundizar en el tema hemos entrevistado a la reina Noor de Jordania, comisionada de la Comisión Internacional sobre Desaparecidos.

euronews: El título de la Conferencia es “Los desparecidos, una agenda para el futuro”. ¿Es muy difícil mirar al futuro teniendo en cuenta que las causas de este problema son muchas, como los conflictos armados, las violaciones de los derechos humanos o los desastres naturales?

Reina Noor de Jordania: “Somos la única organización del mundo que se ocupa de casos de personas desaparecidas en todos los ámbitos, independientemente de las circunstancias. Esta conferencia en la Haya es algo que hemos organizado por primera vez, con expertos y legisladores relacionados con el tema de los desaparecidos y los diferentes ámbitos de este problema, igualmente sin tener en cuenta las circunstancias”.

euronews: Da la impresión de que lo mayor dificultad es priorizar. ¿Dónde están y quiénes son aquellos que necesitan ayuda con mayor urgencia? ¿Cómo va a abordar ese problema?

Reina Noor de Jordania: “La Comisión Internacional sobre Desaparecidos ha desarrollado el mayor y más efectivo sistema de identificación humana en el mundo, que ya hemos usado en los Balcanes y con el que hemos podido demostrar que es posible afrontar esos casos de desapariciones causados por genocidios y abusos de los derechos humanos extremadamente complejos.

Estamos trasladando nuestro sistema a países como Líbia e Irak, donde estamos trabajando en la actualidad. En Siria nos han contactado grupos de transición para empezar a planificar la era post-conflicto y para ver cómo deberán tratar los casos de 50.000 personas desaparecidas, según se ha estimado. 17.000 de los regímenes previos y más de 30.000 en el presente conflicto.

Una de las cosas de las que estamos hablando y que podríamos hacer en la actualidad, es empezar a recoger datos, especialmente genéticos, de aquellos que han sido desplazados a campos de refugiados fuera del país, como en Turquía, Jordania, el Líbano, Irak, Egipto etc.

Debemos reunir todos los datos posibles para que después eso nos ayude a lograr en Siria los mismos resultados sin precedentes que ya conseguimos en los Balcanes”.

euronews: Ya que es difícil hacerse una idea con cifras tan grandes, tal vez podríamos hablar de algunos casos relevantes que han tenido lugar últimamente. Por ejemlpo los casos de niños desaparecidos que hemos visto en las noticias. ¿Qué parte de su trabajo se centrará en el futuro en los casos de niños desaparecidos?

Reina Noor de Jordania: “Las mujeres y los niños constituyen la mayoría de casos de desaparecidos que hemos tenido que gestionar en varias partes del mundo. No obstante, aún no hemos desarrolado un marco de trabajo para casos concretos en países específicos. Más bien, hemos estado trabajando a una escala mucho mayor.

No obstante, creemos que con nuestro sistema de identificación de ADN y trabajando con diferentes gobiernos e instituciones internacionales, incluso con comunidades, podremos tratar esos problemas.

Cuanta más gente se involucre, podremos solucionar más casos concretos de niños desaparecidos pero también trabajar a una escala mucho mayor”.