Última hora

Última hora

Hungría: nace "Amanecer Húngaro", un nuevo partido extremista

Leyendo ahora:

Hungría: nace "Amanecer Húngaro", un nuevo partido extremista

Tamaño de texto Aa Aa

Un nuevo partido extremista ha sido fundado este jueves en Hungría. Su nombre es “Amanecer Húngaro”. La justicia no ha dado todavía su visto bueno a la formación.

Andras Kisgergely, su presidente, ha asegurado ante la prensa que publicarán en su página en la red el origen étnico de los miembros de la formación. “Amanecer Húngaro” exige la anulación del Tratado de paz de Trianon firmado tras la Primera Guerra Mundial. La formación reclama los territorios que pertenecían a Hungría antes de 1920.

“Todo el mundo en Hungría debería tener derecho a protegerse, a proteger a su familia, sus valores y sus propiedades. Lucharemos por el derecho a que todo el mundo en Hungría pueda tener un arma”, explica también Kisgergely.

Los miembros de este nuevo partido están relacionados con organizaciones paramilitares responsables de haber cometido crímenes violentos. “Amanecer Húngaro” pretende ahora unificar pequeñas organizaciones paramilitares tras la ilegalización de la famosa Guardia Húngara, brazo paramilitar del ultraderechista Jobbik. La Guardia Húngara se dió a conocer por aterrorizar entre 2007 y 2009 a la población gitana organizando desfiles por sus barrios y actuando como un cuerpo de policía.

Los fundadores de “Amanecer Húngaro” son antiguos miembros de Jobbik. Según responsables de este partido, muchos de ellos fueron expulsados de la formación por intentar dividirla. Sin embargo, según la prensa húngara, estos hombres habrían descubierto que Csanad Szegedi, uno de los líderes de Jobbik, tenía orígenes judíos. Szegedi es hoy eurodiputado independiente.

Jobbik consiguió en las últimas elecciones generales el 17% de los votos a su favor y, según algunos sondeos recientes, hoy sería el partido más popular entre los jóvenes. De cara a los comicios que tendrán lugar dentro de seis meses, Jobbik intentaría ahora suavizar su imagen.

“Cada vez más y más organizaciones abandonan Jobbik asegurando que el partido, con representación parlamentaria desde 2010, no es lo suficientemente extremista. Sin embargo, la extrema derecha europea que intenta organizarse de cara a las elecciones de 2014, tampoco lo acepta al considerarlo demasiado radical”, explica Andrea Hajagos, periodista de euronews, desde Budapest.