Última hora

Última hora

Rjukan sale de las sombras gracias a un helióstato en la montaña

Leyendo ahora:

Rjukan sale de las sombras gracias a un helióstato en la montaña

Tamaño de texto Aa Aa

Tres espejos gigantes llevan por primera vez el sol invernal a la localidad noruega de Rjukan (rukon), a 175km al Oeste de Oslo. Rjukan se encuentra en un profundo valle entre montañas y durante los seis meses de invierno sus 3.500 habitantes viven casi a oscuras, incluso a mediodía.

Los espejos instalados en una montaña cercana reflejan la luz del sol hacia la plaza principal. Cada espejo mide 17 metros cuadrados y juntos forman una superficie de 50 metros en total. Captan los rayos solares y los reflejan hacia un área de unos 600 metros cuadrados.

Oysten Haugan es uno de los promotores del proyecto en la municipalidad de Tinn:

“Es importante tener sol en invierno y en esta ciudad no vemos el sol durante seis meses al año. La gente necesita el sol. Estos espejos reflejan el sol hasta nosotros. Es una idea loca, pero divertido y creo que a la gente le gusta. “

La luz reflejada es entre un 80 y 100 por ciento más brillante que la luz directa del sol. Los espejos, controlados por ordenador, siguen la trayectoria del sol, ajustando su posición con un helióstato. La idea no es nueva, surgió por primera vez en Rjukan hace 100 años; y en 2006 se realizó un proyecto similar Viganella al norte de Italia.

“Las gente lanza hurras de alegría, es una buena idea. Cuando hay sol en la plaza la gente sale a pasear, a hacerse fotos. Se ríen y pasan un buen rato.”

El proyecto de más 620.000 euros ha sido promovido por Martin Andersen y la empresa Norsk Hydro. La ciudad ha organizado una gran fiesta, repartiendo gafas negras para protegerse de la potente luz solar.