Última hora

Última hora

Nada detiene la guerra en Siria

Leyendo ahora:

Nada detiene la guerra en Siria

Tamaño de texto Aa Aa

La diplomacia en Ginebra no acalla el ruido de las bombas en Siria.

Tampoco los datos alarmantes difundidos por la ONU que avisan que el 40% de la población siria, más de 9 millones de personas, necesitan ayuda humanitaria.

Varios misiles caían el lunes en Daraya, en un área suburbana de Damasco, donde desde el inicio de la guerra los rebeldes se resisten al asedio de la aviación, la artillería y los blindados gubernamentales.

En el sur de Damasco, en Yarmouk, las bombas han caído cerca del campamento de refugiados palestinos. Muchos han huído del lugar.

Más al norte de la capital, en Dourma, la población retiraba los escombros en busca de heridos tras el impacto de varios misiles.

El vídeo fue colgado el lunes por opositores.

También ese día las bombas del Ejército cayeron sobre focos de resistencia rebelde en la provincia de Latakia, en el noroeste del país, de mayoría alauita.

Y para completar este trágico puzzle, combatientes kurdos también ha anunciado la toma de 23 localidades del norte del país dominadas por grupos yihadistas.

Un auténtico caos.