Última hora

Última hora

La OMS admite un error al afirmar que los griegos se infectaban de SIDA voluntariamente

Leyendo ahora:

La OMS admite un error al afirmar que los griegos se infectaban de SIDA voluntariamente

Tamaño de texto Aa Aa

La Organización Mundial de la Salud corrige el tiro. El organismo de las Naciones Unidas ha publicado una corrección del estudio que sugería que algunos griegos estaban inoculándose a sí mismos el virus del SIDA sólo para recibir las ayudas a las que todavía tienen derecho los enfermos.

El estudio, publicado por una oficina regional había causado una gran alarma al afirmar que “La incidencia del VIH y el consumo de heroína han aumentado significativamente con aproximadamente la mitad de las nuevas infecciones de VIH provocadas por los propios pacientes para recibir las ayudas de 700€ al mes y una admisión más rápida en los programas de sustitución de drogas”.

El impresionante dato —que ahora se revela falso— fue ampliamente recogido por la prensa internacional.

Este martes la OMS ha culpado del garrafal fallo a un error editorial. “La fuente original de la frase es una correspondencia de Alexander Kentikelenis con sus colegas publicada en la revista The Lancet en septiembre de 2011” mencionando casos de infecciones deliberadas de SIDA para acceder a las ayudas.

“La OMS reconoce que no hay pruebas que sugieran que los casos de “auto infección deliberada del VIH” vayan más allá de unos pocos casos anecdóticos.

A la vez, la OMS reconoce que Grecia registra un significativo aumento de los casos de infección de VIH, con un aumento del 52% entre 2011 y 2010, en gran parte por el incremento del número de consumidores de drogas inyectadas en los últimos años”.

Los “casos anecdóticos” y el dato alarmante del 52% —ambos bien reales— se mezclaron por error en la frase durante la edición.

Grecia abre la primera narcosala

El Gobierno griego ha puesto en marcha la primera “narcosala” para intentar invertir esta tendencia a la alza de la transmisión de enfermedades infecciosas por vía intravenosa.

A la imagen de experiencias similares en Europa, Canadá o Australia estos centros permiten a los usuarios consumir las drogas que ellos mismos consiguen bajo supervisión médica y con material esterilizado. Más de 200 adictos han visitado el centro desde que fue puesto en marcha el pasado octubre.