Última hora

Última hora

La policía tailandesa abre las puertas a los opositores

Leyendo ahora:

La policía tailandesa abre las puertas a los opositores

Tamaño de texto Aa Aa

Sin oposición, con gestos de victoria e incluso arropados por la sonrisa de los policías que, horas atrás, les arrojaban gases lacrimógenes más lesivos de lo normal.

Después de que el gobierno haya ordenado a la policía no ofrecer resistencia, miles de opositores han entrado cantando a la sede del gobierno tras retirar parte de las barricadas.

La primera ministra Yingluck Shinawatra, acusada de corrupción y en jaque por los malos datos económicos, no dimite, y ante la orden “de desobiencia civil” de la oposición, ha abierto sospechosamente las puertas a los que quieren destronarla:

“Mis órdenes son supervisar la seguridad de los manifestantes y de la gente que viene a protestar aquí pacíficamente”, dice este policía.

“Tenemos que luchar hasta la victoria porque el régimen de Thaksin ha estado en el poder desde 2005”, dice un manifestante refiriéndose al hermano de la primera ministra, al que acusa de dirigir el país desde el exilio en Dubai, y del que temen que pueda volver gracias a un proyecto que prepara su hermana conocido como la “ley de Amnistía”

El Ejército, decisivo en este asunto, aún no se ha pronunciado oficialmente.

Pero este viraje de 180 grados también podría estar relacionado con la orden de arresto que pesa sobre el líder de la oposición, Thaugsaban Suthep, que reclama la creación de un consejo popular que sustituya al gobierno.

De haberse hecho efectiva, podría desencadenar la ira popular.