Última hora

Última hora

Autopsia de Paul Walker revela que murió por "traumatismos y quemaduras"

Leyendo ahora:

Autopsia de Paul Walker revela que murió por "traumatismos y quemaduras"

Tamaño de texto Aa Aa

El protagonista de la saga “Fast and Furious” Paul Walker murió por “quemaduras y traumatismos” según los forenses, lo que ha multiplicado las especulaciones de que el actor pudo sobrevivir al choque inicial que provocó su muerte el pasado sábado.

Los resultados iniciales de la autopsia se han hecho públicos el mismo día en el que los productores de la saga Fast and Furious anunciaron que detenían la producción por el momento, mientras reflexionan cómo terminar el episodio número siete, previsto para el año que viene.

Un informe preliminar confirmó que Walker, de 40 años, iba como pasajero en el Porsche Carrera GT que conducía su amigo Roger Rodas cuando se estrellaron a alta velocidad en Santa Clarita, al norte de Los Ángeles.

Rodas murió por “traumatismos múltiples” según los resultados de la autopsia mientras que la causa de la muerte de Walker sería el “efecto combinado de los traumatismos y las quemaduras”.

La escueta descripción de los forenses, apenas una página, no ofrece más detalles. Un portavoz declinó comentar las especulaciones de que Walker pudo sobrevivir al impacto y que murió cuando se desató el incendio.

En los videos grabados por las cámaras de videovigilancia se puede observar un lapso de tiempo importante entre la polvareda que se levantó tras el choque y el incendio del vehículo.

Según medios estadounidenses algunos testigos de accidente intentaron ayudar tras el impacto pero no pudieron hacer nada por las víctimas cuando el vehículo se vio envuelto en llamas.

Siguen pendientes los estudios toxicológicos, y podría llevar entre seis y otro semanas determinar si las muertes son consideradas accidentales o no, según la oficina forense del condado de Los Ángeles

La muerte de la estrella ha provocado un gran impacto en Hollywood y entre los fans de la saga de carreras de coches salvajes, que han llenado de flores y mensajes el lugar del accidente, convertido en un monumento al que acuden decenas de peregrinos cada día.

También algunas de las otras estrellas de Fast and Furious como Vin Diesel se han acercado allí para homenajear a su excompañero de rodaje.

El accidente ha tenido un gran impacto para la productora Universal Pictures, para la que Fast and Furious era un valor seguro, en esta industria cada vez más dependiente de este tipo de taquillazos.

Universal ha anunciado que el estudio ha cancelado la producción de “Fast and Furious 7” tras la muerte de Walker.

“En este momento, todos nosotros en Universal estamos dedicados a apoyar a la familia cercana a Paul y a la gran familia de “‘Fast & Furious” ya sean actores, secundarios o el equipo de rodaje” dice un comunicado de la productora. “En este momento creemos que debemos cancelar la producción de ‘Fast & Furious 7’ pour un cierto tiempo para evaluar todas las opciones disponibles para continuar con la saga”.

La productora ha prometido mantener informados a los fans de la serie pero mientras les ha pedido “unirse a nosotros en el duelo por el fallecimiento de nuestro querido amigo Paul Walker”.

Instantes antes de accidente Walker había acudido a un evento caritativo para conseguir dinero para las víctimas del tifón Haiyán en Filipinas para la ONG Reach Out Worldwide, fundada por el propio actor.

El actor estaba en pleno descanso del rodaje de la secuela de “Fast and Furious” con motivo de la festividad de Acción de Gracias. La película debía estrenarse en Julio de 2014.

Walker amaba conducir. Se describía a sí mismo en Twitter como un “hombre de espacios abiertos, adicto al océano y un yonqui de la adrenalina” y llevaba a cabo muchas de las escenas de riesgo en sus películas.

En un paréntesis de su carrera como actor de acción, Walker tenía un papel en “Hours,” una película independiente prevista para mediados de diciembre sobre un padre que lucha para mantener con vida a su hija tras el azote del huracán Katrina en Nueva Orleans en 2005.

La primera película de “Fast and Furious” se estrenó en 2001. La serie sobre coches rápidos, tipos duros, mujeres explosivas y bares exóticos es uno de los mayores taquillazos de la historia del cine.

AFP