Última hora

Última hora

Brasil juega en casa pero Argentina y Uruguay también cuentan para la Copa del Mundo

Leyendo ahora:

Brasil juega en casa pero Argentina y Uruguay también cuentan para la Copa del Mundo

Tamaño de texto Aa Aa

Brasil espera con impaciencia su Mundial. La victoria en la pasada Copa Confederaciones ha dado a la Canarinha y al país el golpe de moral necesario para creerse aún más favoritos, pese a que a menudo aseguren que ese papel le corresponde a España. Neymar es sin duda la gran atracción de un equipo que ha logrado recuperar la versión más goleadora de Fred y que con Luiz Felipe Scolari ha conseguido que su “jogo bonito” también sea efectivo.

Argentina será de nuevo una incógnita. Pese a estar en la actualidad en horas bajas, nada debería impedir que Leo Messi llegue a la cita en plena forma. Además, la Albiceleste cuenta con Agüero, Higuaín, Di María o Lavezzi. El gol lo tiene asegurado. Sin embargo, su potencial ofensivo podría verse lastrado por sus carencias detrás, donde no cuenta con defensas de gran renombre.

Uruguay es uno de esos rivales que todos prefieren evitar. No cuenta con estrellas como Crisitiano o el propio Messi, pero sí con delanteros muy efectivos como Luis Suárez o Cavani y un bloque compacto capaz de eliminar a cualquiera. No en vano son los vigentes campeones de la Copa América y en el último Mundial alcanzaron las semifinales.

Por Radamel Falcao pasan muchas de las ambiciones de Colombia. Sin lugar a dudas, los goles del “Tigre” serán esenciales, pero hay más. Con jugadores como James Rodríguez, Jackson Martínez o Carlos Bacca, logró su billete a Brasil de forma destacable, terminando segunda en la fase de clasificación de la CONMEBOL, y en la actualidad es cuarta en el ránking mundial de la FIFA.

Y de la CONCACAF destaca Estados Unidos, que dominó una fase de clasificación en la que brilló muy por encima de rivales más futboleros como México. Jozy Altidore, mejor jugador estadounidense del año, y Clint Dempsey, un delantero con experiencia en la Premier, son los grandes baluartes un combinado dirigido por Jurgen Klinsmann que a falta de grandes objetivos, aspira a seguir creciendo.