Última hora

Última hora

Oriente Próximo comienza a curar las heridas causadas por el latigazo helado de Alexa

Leyendo ahora:

Oriente Próximo comienza a curar las heridas causadas por el latigazo helado de Alexa

Tamaño de texto Aa Aa

Luce el sol en Jerusalén tras una nevada de proporciones bíblicas que ha sorpredido a propios y extraños. Tres días de intenso frío y mucha nieve han cubierto la ciudad eterna de un espeso manto que en algunos lugares supera los 70 centímetros de altura. Decenas de carreteras están cortadas en Israel y miles de personas han tenido que ser evacuadas. Al menos tres han fallecido:

- “No recuerdo una tormenta como esta desde hace mucho tiempo”, explicaba Ruti Derdikman, vecina de Jerusalén. “Hace 38 años que vivo aquí y nunca había visto tanta nieve”.

Cerrada desde el jueves, la autopista entre Jerusalén y Tel Aviv ha sido reabierta al tráfico, aunque solo para el transporte público y los vehículos de emergencia. La que enlaza estas dos ciudades con Ramala, en Cisjordania, sigue cerrada por culpa de los cientos de vehículos que fueron abandonados allí en medio de la tormenta.

En Gaza, Alexa, como han bautizado al temporal, ha provocado graves inundaciones. Al menos dos personas han muerto y más de cien han tenido que ser hospitalizadas, la mayoría por el frío extremo que ha llevado a la región. Y unas quinientas familias han sido evacuadas.