Última hora

Última hora

Fotografiar el mundo con un teléfono

Leyendo ahora:

Fotografiar el mundo con un teléfono

Tamaño de texto Aa Aa

Bienvenidos al nuevo arte de la fotografía captada con un teléfono. Una tendencia que toma cada vez más fuerza. En Ginebra, estos fotógrafos aficionados han dejado en casa la Leica para desenfundar la tableta o el teléfono inteligente.

Cédric Tineo imparte un curso de fotografía con Smartphone :

“Los actuales Smartphones de alta gama tienen una calidad de fotografía impresionante, tanto con buenas condiciones de luz, como con difíciles condiciones. Y eso es lo que ha hecho posible el fenómeno de la fotografía con teléfonos inteligentes.”

La composición de la imagen, el manejo de la luz, la puesta en escena y la profundidad de campo… conocimientos clásicos aplicados a la tecnología actual.

“El teléfono inteligente lleva la fotografía a ámbitos en los que nunca estuvo antes. Con el móvil uno no sólo tiene una cámara de fotos; sino que además puede aplicar efectos y antes hacía falta un ordenador para eso… Así se puede dar un estilo, poner un ambiente. Con unos pocos clicks y unos toques en la pantalla se puede compartir esa foto con cientos de personas.”

Publicar imágenes en las redes sociales ha impulsado este fenómeno. En el sitio web de Instagram, por poner un ejemplo, cada día se comparten más de 50 millones de imágenes.

Julien Damoiseau forma parte de esos millones de fotógrafos aficionados con smartphone. Para él, el teléfono móvil tiene infinitas ventajas: libertad de movimientos, discreción y la posibilidad de publicar rápidamente las fotografías en Internet.

“Cada vez más personas utilizan sus teléfonos inteligentes y descubren que tienen un talento de artista. Además, con las redes sociales el número de personas que hacen click en “me gusta” es una forma de probar si la foto gusta y si tiene un estilo propio. “

Como detrás de cada teléfono se esconde un fotógrafo potencial, este mercado está en pleno auge y desde hace un tiempo se ha iniciado un negocio por Internet con todo tipo de accesorios que se le pueden incorporar al teléfono para que se parezca más y más a una cámara de fotos.

Pierre Govic también se ha subido a la ola. Su abuelo y su padre trabajaban en una imprenta. Y ahora le toca a él actualizar el negocio familiar con las actuales tendencias:

« Utilicé la plataforma Instagram en 2011. Rápidamente me entusiasmé al ver la pasión en este tipo de intercambios fotográficos con gentes de todo el mundo. Entonces me dije que había mucha gente con talento que merecía que se le prestara atención. »

Y esta pasión va a más. Pierre Le Govic ha fundado la primera editorial dedicada exclusivamente a la fotos hechas con teléfonos.

“Constato que hoy en día estamos completamente saturados de imágenes. El flujo de imágenes es enorme en las plataformas y en las redes sociales. Y las más bellas imágenes se olvidan rápidamente, y son reemplazadas casi cada segundo. Y por eso me pareció una buena idea publicar en papel las mejores imágenes captadas con el móvil.”

Las posibilidades del smartphone seducen también a fotógrafos profesionales. El reportero Damon Winter premio Pulitzer en 2009 no dudó en usar el móvil, para cubrir el conflicto afgano en 2011 con su teléfono celular.