Última hora

Última hora

Un drakkar en el Támesis

Leyendo ahora:

Un drakkar en el Támesis

Tamaño de texto Aa Aa

Hace 1000 años esta visión habría desatado, sin duda, un movimiento de pánico. Pero los vikingos ya no dan miedo. En todo caso, no estos que llegaron ayer a la capital británica para honrar una deuda del pasado. Devolver parte del tributo pagado a sus ancestros para que no desataran sus mostíferos ataques.

“ Exactamente, hace mil años en el mes de diciembre- comenta el embajador danés en el Reino Unido- Fokbeard fue coronado rey de Inglaterra. Hoy venimos en paz con un grupo de vikingos que van a restituir parte del Danegeld que nos llevamos en aquel tiempo. Lo hacemos para demostrar que nuestras intenciones son pacíficas y celebrar la herencia común de nuestros dos países”

Por supuesto, las monedas que se llevaron los fieros vikingos de la época eran de oro o plata. Las que viajan en este drakkar del siglo 21 son- muchas de ellas- de chocolate. Pero, lo que importa es el gesto, que forma parte de una campaña turística para promocionar Dinamarca. Y eso sí, el brindis es el mismo ahora que entonces: skål.