Última hora

Última hora

Sudán del Sur: la violencia étnica se propaga

Leyendo ahora:

Sudán del Sur: la violencia étnica se propaga

Tamaño de texto Aa Aa

La violencia étnica en Sudán del Sur se propaga más allá de la capital.

Los combates que oponen desde el domingo al Ejército sursudanés y facciones disidentes se han extendido rápidamente a otros puntos del país. Por ejemplo, han llegado a la ciudad de Bor, 200 kilómetros al norte de Yuba, la capital. Según las fuerzas regulares, Bor cayó el miércoles en manos de las tropas fieles al ex vicepresidente sursudanés, Riak Mashar, acusado por el presidente del país de organizar el fallido golpe de Estado del domingo.

Contrariamente a lo que opina la ONU, que habla de matanzas étnicas, y algunas ONG como Human Rights Watch, que teme que la violencia degenere en una guerra civil, el presidente sursudanés, Salva Kir, insiste en que lo que está ocurriendo “no es un conflicto tribal”, sino político.

El ex vicepresidente de Sudán del Sur, destituido el pasado julio, miembro del clan Lou Nuer, niega cualquier intento de golpe de Estado contra el presidente Kir, perteneciente a la tribu Dinka.

El conflicto ha causado medio millar de víctimas desde el domingo, entre muertos y heridos. Unas 10.000 personas han buscado el cobijo de la ONU.

Este jueves, la alianza opositora sudanesa Fuerzas del Consenso Nacional se ha ofrecido a mediar en el conflicto entre el Gobierno sursudanés y los insurgentes.