Última hora

Última hora

Sudán del Sur resucita viejas heridas

Leyendo ahora:

Sudán del Sur resucita viejas heridas

Tamaño de texto Aa Aa

Las esperanzas de paz que hace poco más de dos años se divisaban ante la independencia de Sudán del Sur se han desvanecido ante una una oleada de conflictos internos.

El país dejó entonces a un lado décadas de enfrentamientos con el Norte, para dar comienzo a una nueva era.

Pero la lucha entre dos facciones del Ejército pertenecientes a las etnias Dinka y Nuer, ha vuelto a resucitar viejas heridas del pasado.

Parte del origen del problema parte del petróleo y la explotación de los recursos que hace Sudán del Sur, el tercer mayor productor de crudo en África después de Nigeria y Angola.

Sudán del Sur debe la casi totalidad de sus ingresos a la producción de 245.000 barriles de crudo diarios. Esto le ha permitido reforzar el valor de su moneda local para comprar alimentos y otros bienes vitales del exterior.

Pero los expertos dicen que la corrupción generalizada ha impedido el reparto de los recursos.

La orden de detención que actual presidente, Salva Kiir, decretó contra su exvicepresidente y rival político, Riek Machar, a quien acusó de estar preparando un golpe de Estado, no ha hecho más que empeorar la situación.

Entre Kiir y Machar las relaciones nunca fueron buenas. Ambos eran empleados del coronel John Garang , quien murió en un accidente de avión , después de haber luchado toda su vida por la independencia de Sudán del Sur de Jartum.

La semana pasada Kir hizo un llamamiento al diálogo para poner fin a la violencia , pero sus palabras cayeron en oídos sordos.
El país sigue siendo un polvorín hundido de nuevo en las décadas de conflicto étnico.