Última hora

Última hora

El Partido Comunista chino castigará a sus miembros que fumen en público

Leyendo ahora:

El Partido Comunista chino castigará a sus miembros que fumen en público

Tamaño de texto Aa Aa

Los funcionarios del Partido Comunista que fumen en público deberán ser “criticados y educados sobre su malvada influencia”, como parte de una ofensiva contra el tabaco en China, mayor consumidor del mundo.

Una circular del Consejo de Estado ha pedido a los funcionarios del partido que no fumen en lugares públicos ni compren tabaco utilizando dinero del estado además de solicitarles que animen a sus compañeros a dejar semejante hábito.

Pekín aprobó en 2008 una prohibición contra el consumo de tabaco en la mayoría de lugares públicos, incluyendo oficinas gubernamentales, pero la laxitud ha sido la nota habitual a la hora de aplicarla y las señales que prohíben expresamente fumar son ignoradas con frecuencia.

El consumo de Tabaco es una costumbre ampliamente arraigada en la vida social china, especialmente entre los hombres, e incluso cigarrilos de determinadas marcas de lujo son entregados como regalos con frecuencia.

“El fenómeno del consume de tabaco en lugares públicos prevalece, especialmente entre un pequeño número de altos funcionarios, que no sólo ponen en peligro la salud pública y el medio ambiente, sino que tamb ién dañan la imagen del Partido Comunista y del gobierno”, explica la circular.

Los funcionarios del partido no deberán comprar tabaco usando dinero público y aquellos que no acaten las normas deberán ser “criticados y educados sobre su malvada influencia”, prosigue el texto. Los responsables de las distintas áreas y secciones deberán encargarse de forma severa de aquellos que no cumplan las normas, añade, sin detallar ningún tipo de castigo específico.

Además, según la circular, los funcionarios del Partido Comunista deberán “asumir el liderazgo” a la hora de poner fin a semejante hábito para poder ser un ejemplo para los ciudadanos y los jefes del partido deberán animar a sus colegas a dejar de fumar. Igualmente se ha prohibido tanto al gobierno como a los órganos del partido que ofrezcan tabaco o lo publiciten internamente.

Un responsable de la oficina del control de tabaco del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades dijo en una conferencia de prensa a comienzos de mes que los legisladores aprobarán una prohibición contra el consumo de tabaco en cualquier lugar público del país a partir del próximo año.

En un comunicado distinto, el Consejo de Estado anunció además que aquellos que fumen en trenes de alta velocidad serán castigados con multas de hasta 2.000 yuanes (239,06 euros) a partir de enero.