Última hora

Última hora

El nuevo presidente interino centroafricano promete el fin del caos

Leyendo ahora:

El nuevo presidente interino centroafricano promete el fin del caos

Tamaño de texto Aa Aa

El nuevo presidente interino de la República Centroafricana ha prometido poner fin a la anarquía y el caos reinante en el país. Alexandre-Ferdinand Nguendet, que ocupará el cargo durante dos semanas hasta que el Consejo Nacional de Transición elija al presidente que preparará las elecciones generales de 2015, ha anunciado el inicio inminente de una operación de desarme de todas las bandas y milicias que hay en el territorio.

- “El tiempo de juego ha terminado. Los robos han terminado. El pueblo centroafricano debe recuperar su honor para que la república pueda vivir”, ha dicho ante el Estado Mayor del Ejército.

Respaldado por tropas francesas y africanas, el Consejo Nacional de Transición, formado tras la renuncia hace tres días del presidente interino Michel Djotodia, trata de evitar a toda costa un rebrote de la violencia entre las milicias del grupo Séléka, de confesión musulmana, y las “Antibalaka” (que quiere decir “antimachete” en sango, la lengua nacional), de confesión cristiana.

- “Nos habéis desarmado a todos”, se quejaba un vecino de un barrio cristiano. ¿Qué vamos a hacer si vienen los del Séléka? Así vamos a morir”.

El mismo miedo existe en los barrios, ahora fantasmas, de la minoría musulmana, que han sufrido semanas de violencia y saqueos:

- “Los milicianos Antibalaka han robado y saqueado nuestras tiendas y ahora, simplemente, no estamos a salvo”, replicaba un miembro de la comunidad musulmana.

La crisis en la República Centroafricana estalló a finales de marzo del año pasado, cuando los rebeldes de Séléka tomaron la capital y asumieron el poder. La violencia se disparó a principios de diciembre después de que los “Antibalaka” llevaran el caos a Bangui, donde se registraron intensos tiroteos con artillería pesada. El conflicto ha dejado más de un millón de desplazados y refugiados.