Última hora

Última hora

"Creost", reconstruir un hueso a partir de células adiposas

Leyendo ahora:

"Creost", reconstruir un hueso a partir de células adiposas

Tamaño de texto Aa Aa

Normalmente un hueso roto consigue regenerarse solo pero, a veces, no lo consigue. En este laboratorio de Bruselas se ha diseñado un método sorprendente, aseguran los expertos. Reconstruir el hueso a partir de grasa.

El primer paso es extraer células adiposas de debajo de la piel del paciente. Algo nada doloroso. Después esas células serán tratadas para transformarlas en verdaderas células óseas. El resultado será una materia viva en tres dimensiones que ayudará al hueso a regenerarse.

“Por esta razón es tan original, explica el investigador Denis Dufrane, solo imitamos a la madre naturaleza. Respetamos la fisiología humana”.

Esta es la materia viva conseguida en el laboratorio. Los científicos la han bautizado “Creost”.

“Se puede utilizar en todo tipo de huesos, añade, en la mandíbula, en la cabeza del fémur o en huesos largos. Si un hueso se rompe siempre se podrá utilizar “Creost”.

En una radiografía la reparación del hueso es casi invisible.

En Bélgica, la transformación de las células ha permitido empezar a regenerar no solo huesos o cartílagos sino también el corazón, el hígado o incluso el páncreas.

“No hay riesgo de rechazo porque toda esa materia procede del paciente, asegura Christian Raftopoulos, neurocirujano. El principal problema hoy es el coste de la operación. Pero si todo funciona bien, la regeneración es más rápida y tiene un gran potencial. La traumatología y los problemas degenerativos conciernen a muchas personas”.

Una nueva tecnología que supone una gran esperanza para muchos pacientes.