Última hora

Última hora

Obalon, luchando contra la obesidad

Leyendo ahora:

Obalon, luchando contra la obesidad

Tamaño de texto Aa Aa

La obesidad es uno de los mayores desafíos para la salud pública del siglo XXI. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el número de casos se ha triplicado en Europa desde 1980 y sigue en aumento.
Obalon, un balón gástrico diseñado en San Diego, en Estados Unidos, podría ser una de las soluciones al problema.

Los pacientes deben ingerir una cápsula de gelatina dentro de la cual se encuentra el balón. La cápsula va unida a un pequeño tubo. Una vez que llega al estómago el balón será inflado a través de ese tubo hasta alcanzar el tamaño de una manzana. El tubo será retirado más tarde por la boca. El balón dará la sensación al paciente de tener el estómago lleno haciendo así que coma menos y pierda peso.

En Bristol, en el Reino Unido, la cirujana Sally Norton asegura que Obalon puede ayudar al paciente aunque no consiga eliminar totalmente la necesidad de que éste establezca una verdadera disciplina alimentaria.

“Creo que este balón sí puede ayudar a educar al paciente sobre las cantidades de comida, sobre su manera de pensar en la comida, puede llegar incluso a cambiar sus hábitos y motivar a la persona ya que empezará a perder peso. Al final el balón ayudará al paciente a establecer la disciplina que necesita una vez que sea retirado del estómago”.

Pero algunos médicos tienen dudas sobre el uso de este balón gástrico. Temen que este método solo ofrezca al paciente un resultado rápido y no uno a largo plazo como ocurre cuando se lleva a cabo una dieta adecuada combinada con ejercicio.

“Lo que se debe hacer es buscar la manera de poder mantener tu peso ideal con una dieta sana y llevando un estilo de vida sano, solo así no se padecerá obesidad”, asegura Tam Fry, experto.

Según algunas fuentes, el uso de Obalon es caro y desagrable en el caso de algunas personas. La compañía responsable no ha realizado además un estudio sobre sus resultados a largo plazo por ello se desconoce si la pérdida de peso se mantiene en el tiempo.