Última hora

Última hora

"Una tierra, muchas caras": buscando la identidad de Europa

Leyendo ahora:

"Una tierra, muchas caras": buscando la identidad de Europa

Tamaño de texto Aa Aa

¿En qué situación se encuentra la identidad europea en estos tiempos de incertidumbre? La respuesta puede estar en el escenario de un teatro.

“La obra va sobre la soledad cuando nos mudamos a otro sitio, convencidos de que las cosas irán mejor. Entonces, de repente, nos damos cuentas de lo solos que estamos y empezamos a acercarnos a gente que no conocemos”, explica Katalin Szilágyi, actriz participante.

La obra se llama “Hungría”, el país que los personajes abandonan en busca de una vida mejor en otros lugares de Europa. Refleja lo que surge cuando la cultura húngara, al igual que el propio país, se enfrenta a tiempos tan difíciles.

“Si destruyo una pintura o rompo una escultura, es un crimen. Hay un castigo. La cultura tiene un valor que no es tangible, es algo que sucede entre tú y yo”, prosigue Katalin Szilágyi.

¿Hacia dónde se dirige Europa en este periodo de inestabilidad? “Una tierra, muchas caras” es un proyecto que cuenta con el apoyo de la Comisión Europea en el que un grupo de autores viajan por diferentes países para encontrarse con jóvenes artistas que reflejan en sus obras el concepto de Europa.

Por esa razón Jean Bofane, escritor congoleño que vive en Bélgica, vino a Budapest. “Personalmente, no siento ninguna identidad, no sé si podemos siquiera llamarlo patriotismo. La identidad europea es algo borroso. Estamos aquí para trabajar en esa identidad, para buscarla. Estamos en busca de Europa, de hecho. Y para hacerlo, hemos reunido a varios artistas, porque hasta ahora son los políticos los que se han expresado al respecto”, aclara.

Los escritores que participan buscan inspiración para ayudar a crear una obra sobre la identidad europea que sea puesta en escena a finales de año.

Jean Bofane ha encontrado un camino que explorar: “Yo he pasado por una metamorfosis como africano. Siento que hay una metamorfosis aquí, en Europa. Me he dado cuenta de que hay bastantes reticencias en cuanto a Europa y a esta metamorfosis por parte de la gente que viene de otros lugares y que quieren formar parte de esta Europa.

Es un proceso que la bailarina Valencia James conoce muy bien. Nació en Barbados y llegó Hungría hace siete años: “Cuando llegué aquí, lo primero que me chocó fue que la lengua y la cultura eran más diferentes de lo que había imaginado. Tenía muchas ideas preconcebidas sobre lo que significaba estar en un país de la Unión Europea. Es algo muy diverso, con diferentes culturas, idiomas etc. Creo que la identidad europea se basa en la diversidad.

Otro artista que mostró su trabajo durante la visita de “Una tierra, muchas caras”, fue Martin Boross. Dirigió una “performance” sobre la revolución estudiantil como metáfora de un nuevo equilibrio de poderes. “Se trata de liderazgo y comunidad. De una comunidad que quiere regularse, controlarse”, comenta al respecto.

“En el momento en el que no pensamos juntos, la gente deja de ser tolerante, deja de preocuparse por los otros, ya no se preocupan y eso puede genera un problema aún mayor”, añade Katalin Szilágyi.

“Tal vez sea necesario pasar por los artistas para poder hacer aflorar de nuevo las sensibilidades, lo que hay en los corazones de la gente. Para ver cuáles son sus deseos y ambiciones respecto a Europa”, concluye Jean Bofane.

Generación Y continúa en nuestras páginas y perfiles en las redes sociales.